¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche

Descarga Afiche
Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Suspendido el juicio por muerte del niño Silvino Talavera

(08/06/2005)

El juez a cargo de la investigación del nuevo juicio por la muerte de Silvino Talavera, que debía llevarse a cabo en el Palacio de Justicia de la ciudad de Encarnación, señaló que la causa de la suspensión fue el cambio de fiscal a último momento, lo que no dio tiempo para que el ministro recién designado alcanzara a estudiar el expediente. Esto, según los demandantes, implicará un retraso de al menos un mes para dar comienzo al juicio.

La postergación del juicio provocó una manifestación de protesta frente al Palacio de Justicia de Encarnación, liderada por la Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (CONAMURI), con participación de numerosas organizaciones campesinas y sociales. “Esto significa que la justicia está en manos de los que tienen más ,y que no le importa la vida”, denunció CONAMURI, al tiempo que exigía justicia para Silvino y la aprobación de una ley para regular la comercialización y uso de plaguicidas, presentada por esa coordinación en conjunto con las organizaciones campesinas MCNOC y Plenaria Popular Permanente.

Crimen contra la vida

Silvino Talavera falleció, tras una penosa agonía, el 7 de enero de 2003 en el Hospital Regional de Encarnación, situado en el Departamento de Itapúa. Tenía sólo 11 años y cursaba el cuarto grado. Era uno de los nueve hijos de Petrona Villasboa y José Talavera, campesinos dedicados a la pequeña agricultura familiar, residentes en una pequeña propiedad de Pirapey rodeada de cultivos intensivos de soja transgénica. Toda la familia sufrió los efectos de los productos químicos Roundup (Monsanto) y cipermetrina, utilizados en fumigaciones realizadas entre el 1 y el 6 de enero en cultivos vecinos pertenecientes a lo empresarios agrícolas Hermann Schlender y Alfredo Laustenlager. Los Villasloba-Talavera se querellaron contra ellos por la muerte de su hijo.

La más severa precariedad con que se mueve CONAMURI no fue obstáculo para poner todo su esfuerzo en lograr justicia para Petrona, integrante de esa organización. Es así como realizó movilizaciones, paneles, debates y conferencias de prensa con el propósito de crear conciencia y sensibilizar a la opinión pública sobre el grave daño ocasionado por el uso indiscriminado de agrotóxicos. Al mismo tiempo, CONAMURI acompañó el proceso judicial exigiendo justicia para el sector de pequeños agricultores y campesinos, cuya sobrevivencia se encuentra profundamente amenazada por la invasión del monocultivo de soja transgénica, sin ningún tipo de planificación o zonificación.

Finalmente se logró que Lautenslager y Schlender, imputados por la fiscalía, fueran llevados a juicio oral y público. El primero fue encontrado culpable de homicidio culposo y el segundo, de homicidio culposo y producción de riesgos comunes. Pero a pesar de la gravedad de los delitos y de las pruebas aportadas en el juicio, la condena resultó ínfima: dos años de cárcel en suspenso y el pago de 25 millones de guaraníes por parte de cada acusado. “Si el fallecido hubiera sido un agroexportador, la severidad de la condena, sin duda, habría sido otra”, declaró CONAMURI.

Aún así, la defensa de los condenados apeló de la sentencia, con el respaldo y la presión del gremio sojero. Según sus poderosos abogados, los diagnósticos y la autopsia de Silvino excluyen como causa de muerte la intoxicación con productos agrotóxicos y afirman que Silvino falleció a consecuencia de una severa deshidratación. Omitieron decir que la deshidratación fue originada por los vómitos y la diarrea causados precisamente por la intoxicación producida por los plaguicidas. La Corte de Apelaciones les siguió el juego, cuestionó la valoración de algunas pruebas y anuló el juicio.

Petrona y su familia, aún cuando se encuentran sumidas en la más absoluta pobreza, se han negado a llegar a un acuerdo económico al que insistentemente han sido invitadas por Laustenlager y Schlender. Así es como se llegó a un nuevo juicio oral, intempestivamente suspendido el mismo día en que debió comenzar. Pero la campaña nacional e internacional por justicia para Silvino Talavera no se detendrá hasta que se establezca la verdad y se sancione a los responsables

Nota. Organizaciones y personas que deseen y puedan aportar con una cooperación para ayudar a sostener esta larga lucha judicial, deben contactar a Julia Franco, secretaria de relaciones de CONAMURI. Teléfono: 490203 (Paraguay). Correo electrónico: conamuri@rieder.net.py