¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche

Descarga Afiche
Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Santiago de Chile: Seminario ciudadano sobre Convenio de Estocolmo (COPs)

(21/06/2005)


Santiago, 10 de junio 2005. Un gran interés ha suscitado la entrega de información sobre los alcances del Convenio de Estocolmo sobre COPs entre miembros de organizaciones sociales de diferentes regiones del país. Hasta ahora se han desarrollado dos seminarios y una conferencia sobre este tema en Temuco, Santiago y Peñaflor, con la participación de alrededor de 250 personas, mayoritariamente mujeres.

Esta labor de difusión ha sido desarrollada por la Alianza por una Mejor Calidad de Vida (RAP-Chile) y la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América Latina (RAP-AL), en el marco del proyecto GEF/UNEP “Desarrollo de un Plan Nacional de Implementación para la Gestión de los Contaminantes Orgánicos Persistentes en Chile”.

Luego del primer “Seminario Ciudadano para la Difusión y Aplicación del Convenio de Estocolmo sobre Contaminantes Orgánicos Persistentes (COPs)”, efectuado en Temuco el 25 de mayo, se realizó un segundo evento con las mismas características en el Centro Cultural El Agora, en Santiago, el pasado 10 de junio, en una jornada de todo el día. En esta ocasión participaron en la convocatoria la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (ANAMURI) y el Centro de Estudios para el Desarrollo de la Mujer (CEDEM). Asistieron 91 personas –casi la mitad de ellas, mujeres-, integrantes de organizaciones sociales, de ONGs que trabajan en sectores rurales (SODEM, CIAL), de consejos ecológicos locales, trabajadores, productores agrícolas, profesionales independientes y funcionarios del Estado principalmente de la Región Metropolitana, pero también de la V, VI, VII y X Región. Se destacó la presencia y participación de Lorenzo Caballero, coordinador nacional técnico del proyecto GEF/UNEP; Eduardo Morín, asesor nacional de la Pastoral de los Trabajadores Temporeros, y de una veintena de jóvenes, la mayoría estudiantes universitarios y de liceos agrícola-industriales de comunas rurales (Lolol, Coltauco y Melipilla).

Un rol relevante jugaron cinco dirigentes sociales de la comuna metropolitana Lo Espejo, donde hace 10 años se incendió una fábrica química (Mathiesen Molypac), liberando gran cantidad de dioxinas y otras sustancias altamente tóxicas. Ellos denunciaron un aumento de muertes por cáncer en los últimos años, como también de niños que nacen con malformaciones graves, sin que hasta ahora las autoridades sanitarias hayan prestado la más mínima atención a estas evidentes consecuencias del desastre ambiental. Su denuncia, sin embargo, no pudo ser más pertinente y oportuna. Representantes del Ministerio de Salud presentes en el seminario –como la encargada nacional del Programa de Sustancias Químicas, Pamela Santibáñez-, adquirieron el compromiso de desarrollar un programa especial de seguimiento y atención especializada en Lo Espejo en el contexto de las acciones que se desprenden del Convenio de Estocolmo sobre COPs, ratificado por el gobierno chileno en enero de este año.

Este convenio diseña un camino de acción tendiente a eliminar, en primera instancia, nueve plaguicidas clorados, PCBs, dioxinas y furanos. Y además, exige a los países que son parte de este acuerdo aplicar el principio precautorio para proteger la salud humana y el medio ambiente de los contaminantes orgánico persistentes.

Temas centrales y conclusiones

El seminario comprendió diversas exposiciones, con tiempo suficiente para acoger consultas, comentarios y elementos de debate. María Elena Rozas, coordinadora nacional de la Alianza por una Mejor Calidad de Vida y coordinadora regional de RAP-AL, explicó el contenido y significado del Convenio de Estocolmo sobre COPs El doctor Eduardo Israel, representante de la organización ciudadana Acción por los Cisnes, expuso la crisis ambiental que afecta al Santuario de la Naturaleza Carlos Andwandter, en Valdivia, debido a la contaminación provocada por una planta de celulosa, que incluye liberación de dioxinas.

Por su parte, el doctor Germán Corey expuso los resultados de un reciente estudio sobre los impactos en la salud y el ambiente de 12 sustancias químicas efectuado en el marco del Plan Nacional de Implementación sobre COPs, en proceso de elaboración. Junto con detectar gran insuficiencia de datos, el doctor Corey detectó evidencias de contaminación con COPs en todos las matrices humanas y ambientales contempladas en el estudio. Aún más, señaló que se insinúa una correlación en regiones con altos niveles de contaminación con COPs y mayor mortalidad por tres tipos de cáncer. Esto es, cáncer de vesícula en las regiones VIII, IX y X, con importante ocurrencia de plaguicidas, dioxinas y furanos. Y cáncer de hígado y riñón en la II Región, lo que se relaciona con con altos niveles de PCBs.

Finalmente, Lucio Cuenca, director del Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA), se refirió a los derechos, oportunidades y a la participación ciudadana en el Plan Nacional de Implementación (PNI) del Convenio de Estocolmo. Destacó que los grandes desafìos ciudadanos son ampliar la participación social en los organismos que coordinan el PNI; exigir la descentralización de éste a nivel regional; impulsar la revisión e incorporación de nuevos COPs a la lista de 12 sustancias consideradas en el Convenio; participar en la discusión y aprobación de las Guías sobre las Mejores Prácticas Ambientales y Mejores Técnicas Disponibles para reducir y, en lo posible, eliminar fuentes de generación de dioxinas y otros COPs; como también exigir participación en la elaboración del informe chileno a la Conferencia de las Partes.

Al momento de extraer conclusiones de este encuentro, Alicia Muñoz, secretaria general de ANAMURI, enfatizó la importancia de fortalecer las organizaciones y la coordinación en red a nivel nacional e internacional para gestar mayores movilizaciones “en defensa de la vida” ante la amenaza representada por los COPs.

A su vez, María Elena Rozas destacó que el Convenio de Estocolmo “da la oportunidad de ampliar la participación ciudadana, sobre todo de parte de los trabajadores, que son los más afectados”. “En ese sentido –agregó-, debemos utilizar el Convenio como una herramienta para avanzar hacia la eliminación de los COPs y para exigir la aplicación del principio precautorio”. Insistió, además, en la importancia de usar la información entregada en el seminario sobre la fuentes liberadoras de contaminantes orgánicos persistentes para que la ciudadanía pueda actuar oportunamente antes de su instalación, en vez de reaccionar cuando el daño ya se ha producido.

Como proyección del seminario, Lorenzo Caballero anunció que propondrá efectuar catastros de presencia en Chile de PCBs, dioxinas y furanos, como parte del proyecto GEF/ UNEP en apoyo al PNI.

Capacitación en ANAMURI

Posteriormente, María Elena Rozas fue invitada a realizar un taller de capacitación sobre COPs durante la asamblea anual de la Asociación de Mujeres Rurales Indígenas (ANAMURI), que coincidió con la conmemoración de los siete años de vida que cumplió esta organización.

El taller se efectuó el 15 de junio en Peñaflor, con la participación de 53 dirigentas de organizaciones de base de todo el país que quedaron impactadas con los graves efectos que pueden producir en la salud y el medio ambiente los contaminantes orgánico persistentes. La mayoría escuchaba por primera vez este concepto y siguió con gran interés las explicaciones sobre el Convenio de Estocolmo. Cada una de las asistentes recibió cartillas y amplia documentación sobre este tema.

El taller contempló también una exposición de Lucio Cuenca sobre el proyecto minero Pascua Lama, de la transnacional Barrick Gold, que está enfrentando un masivo rechazo ciudadano por la contaminación, principalmente química, que generará en valles precordilleranos de la III Región.