¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche

Descarga Afiche
Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Celulosa Valdivia: Confirman la existencia de dioxinas en el río Cruces

(04/07/2005)

Santiago de Chile, 1 de julio 2005. El Intendente de la X Región, Jorge Vives, afirmó que era “mentira” la presencia de dioxinas en el medio ambiente de la zona de Valdivia. Formuló esta declaración en el contexto del conflicto por la grave contaminación generada por la celulosa Valdivia, de CELCO, empresa perteneciente a uno de los grupos económicos más poderosos del país. La industria, ubicada junto al río Cruces, en las inmediaciones de un humedal supuestamente protegido, generó la muerte de miles de cisnes, la destrucción del Santuario de la Naturaleza Carlos Andwandter y una de las movilizaciones ciudadanas más grandes registradas en Chile por un tema ambiental y sanitario.

Sin embargo, la tajante afirmación de la máxima autoridad del gobierno regional parece no tener base alguna en la realidad, ya que un estudio realizado por la Universidad Austral en la zona contaminada dice lo contrario a lo que sostiene el intendente. Un científico lo explicó en la siguiente nota de prensa.

El profesor y jefe del laboratorio de Química Ambiental del Instituto de Química de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile, Hernán Palma, aseguró que “de acuerdo con las mediciones realizadas, se detectaron altas concentraciones de AOX en el sector de Rucaco, donde se ubica la Planta de Celulosa Valdivia” y aseguró que “se incrementó peligrosamente la presencia de dioxinas en el medio ambiente, compuesto altamente tóxico que puede tener efectos negativos en la salud humana".

El científico, quien participó en el Estudio sobre Origen de Mortalidad y Disminución Poblacional de Aves Acuáticas en el Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter, de la Universidad Austral de Chile, señaló que el AOX es un compuesto químico resultante de la utilización de cloro y dioxido de cloro en la producción de celulosa, y un importante precursor de las dioxinas.

“Verificamos las concentraciones de AOX y las mediciones hechas por el SAG que confirmaron la presencia de dioxinas en los cisnes de cuello negro que habitaban el santuario. Sin embargo, nos llama la atención que estén presentes en el egeria densa (luchecillo), una planta que no debería acumularla. Esto es algo que nos preocupa”, aseveró el investigador.

Es importante tener en cuenta que la planta de Celco deposita sus riles en el río Cruces, 35 kilómetros aguas arriba del Santuario de la Naturaleza Carlos Anwandter. Luego pasa frente a Valdivia y da origen al estuario. En este recorrido se desarrollan distintas actividades económicas vinculadas a la producción de alimentos como lácteos, carnes, frutas, verduras, hortalizas y recursos marinos, como moluscos y pescados.

Dioxinas: volátiles y cancerígenas

Hernán Palma recalcó que las dioxinas son bioacumulables y biomagnificables, traspasándose al ser humano a través de la cadena alimentaria.

“Como son semivolátiles, es difícil que no existan dioxinas cuando hay una fuente directa en algún lugar cercano”, precisó. El experto dijo que, al ser altamente tóxicas, son altamente cancerígenas y peligrosas para la salud humana.

Además, las dioxinas afectan la reproducción y pueden causar problemas como abortos y mutaciones congénitas en niños. Otras complicaciones posibles son disminución de la fertilidad, reducción de espermatozoides, diabetes, problemas de aprendizaje, debilidad del sistema inmunológico, problemas pulmonares y a la piel, entre otros.

Cabe destacar que este tema tiene especial relevancia en el caso de la planta de Celco en Valdivia, dado que diariamente deposita en el río Cruces 77 millones de litros de residuos industriales líquidos. Se considera a esta factoría como una de las plantas de celulosa más grandes del mundo.

Asimismo, se sabe que la producción de pulpa de celulosa es uno de los procesos industriales más contaminantes del planeta. Aunque se tomen medidas para la disminución de las toxinas que emanan de este proceso industrial, no es posible eliminarlas en su totalidad. Tampoco es extraño que ocurran derrames accidentales de elementos altamente tóxicos, como ocurrió en los últimos meses con las plantas Valdivia y Arauco, ambas de Celco, en la X y VIII Región, y en la última semana en la planta Pacífico, de CMPC, en Collipulli (X Región).

Fuente: Aldea Comunicaciones, 21 de junio del 2005.

Más información:
Hernán Palma
Instituto de Química de la Facultad de Ciencias
Universidad Austral de Chile
Fono: 63 - 221529

Eduardo Jaramillo
Doctor en Ecología
Universidad Austral de Chile
Fono: 63 - 221649


Coordinación por la Defensa del Santuario Río Cruces,Valdivia.
coordinacionstgo@yahoo.es
2253218