¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche

Descarga Afiche
Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Amenazan de muerte y hostigan a familia Talavera Villasboa

(18/08/2005)

Amenazan de muerte y hostigan a familia Talavera Villasboa

Paraguay, 18 de agosto 2005. Después que la justicia condenó a dos años de cárcel a los agricultores responsables de la fumigación con plaguicidas que provocó la muerte del niño Silvino Talavera, su familia está siendo permanentemente hostilizada. Incluso la madre del menor, Petrona Villasboa, fue amenazada de muerte. CONAMURI apela a la solidaridad nacional e internacional para detener esta ola de amedrentamientos y proteger la vida y la integridad de esta familia campesina de escasos recursos económicos, pero de sobrado coraje y dignidad para exigir justicia y respeto de sus derechos.

La Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Rurales e Indígenas (CONAMURI), de Paraguay que, junto con la Mesa Coordinadora Nacional de Organizaciones Campesinas (MCNOC), Altervida y otras agrupaciones, llevó adelante la campaña para que se hiciera justicia por la muerte de Silvino Talavera Villasboa, denunció una serie de hostigamientos a la que está siendo sometida la familia del niño.

Las acciones de “represalia” comenzaron al día siguiente del fallo judicial del 28 de junio de 2005 que sentenció a dos años de cárcel a los agricultores Hermann Schelender y Lauro Laustenlager, declarados culpables de la irresponsable aspersión que causó la intoxicación de la familia Talavera Villasboa en enero de 2003, causando la muerte de Silvino, de 11 años, y dejando con graves secuelas a varios de sus hermanos.

Entre los hechos denunciados, está el cierre de un camino vecinal habilitado hace 25 años, que proporcionaba a este grupo familiar la salida más corta a la ruta. Ese camino, que cruza un predio de Schelender, está siendo alambrado con la advertencia de que no puede pasar ninguno de los Talavera Villasboa, ni sus parientes. Además, apareció muerta la única vaca lechera de la familia, aparentemente por envenenamiento, y los ocho hermanos y hermanas de Silvino son permanentemente hostilizados por parte de vecinos que oficiaron de testigos de los agricultores condenados. Aun más, Petrona Villasboa –madre de los chicos-, fue amenazada de muerte por su vecino Demetrio Funes, quien atestiguó a favor de Schelender.

Lamentablemente, la extrema pobreza en que vive la familia ha impedido a los padres efectuar las denuncias correspondientes por carecer de dinero para pagar el transporte que les permitiría llegar a la Unidad Fiscal de Edelira o a los tribunales de Encarnación, como tampoco han podido acudir a la ciudad en busca de atención de salud para varios de sus hijos, especialmente Sofía, quien padece de complicadas secuelas de la intoxicación con agrotóxicos.

La sentencia condenatoria de los dos agricultores de origen alemán, por uso indiscriminado e irresponsable de agrotóxicos, es la primera de este estilo que se dicta en Paraguay. Según explica CONAMURI, con el amedrentamiento constante a los querellantes se busca impedir que en el futuro prosperen otras denuncias por intoxicación con agrotóxicos. Por lo mismo, la Coordinadora llama “al pueblo paraguayo y a todos los pueblos del mundo a pronunciarse contra las violaciones de derechos humanos que estamos sufriendo las familias campesinas de Paraguay”. Pide que se dirijan cartas al gobierno de Nicanor Duarte exigiendo se ponga fin a estas violaciones y se implemente “una verdadera reforma agraria en el país”.


Más informaciones:
Julia Franco
CONAMURI
conamuri @rieder.net.py