¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche

Descarga Afiche
Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Brasil: Más agrotóxicos, menos salud en el Mato Grosso

(04/06/2010)

Desde São Paulo, Radioagencia NP, Aline Scarso.


Brasil: Más agrotóxicos menos salud en el Mato Grosso

Mato Grosso, Brasil, 24 de junio de 2010. Las personas que viven en las regiones del estado de Mato Grosso donde hay muchas plantaciones de soya, maíz y algodón, tiene tres veces más posibilidades de sufrir intoxicaciones a causa de los agrotóxicos. Los venenos que se aplican en esos cultivos están causando en la población más diarreas, vómitos, desmayos, muertes, problemas cardíacos y pulmonares – en comparación con las poblaciones menos expuestas a los agrotóxicos.
La constatación la hizo el investigador de Fiocruz*, médico y profesor de la Universidad Federal del Mato Grosso (UFMT), Wanderlei Antonio Pignati, quien usó como fuente de la investigación los datos sobre intoxicación aguda de las secretarías de Salud municipales, estatales y del Ministerio de Salud.
“Y se van a producir las llamadas intoxicaciones crónicas, que pueden causar ya sea malformación fetal en las mujeres embarazadas que entren en contacto con el agrotóxico teratogénico, o bien neoplasias (que después de diez años aparecen como cáncer), alteraciones endocrinas (en la tiroides, la suprarrenal, además de algunas que mimetizan la diabetes), alteraciones neurológicas, alteraciones respiratorias.”
La investigación constató que el trabajador que aplica el veneno es el primero en sentir los impactos en la salud, junto con su familia, que habita en torno a las plantaciones. Y no son los únicos. En general, los habitantes de la región se contaminan al beber el agua disponible para el consumo. Según el médico, los residuos de los agrotóxicos se fijan en los pozos artesianos, los arroyos y los ríos, y también en el aire.
“Esto tiene un impacto muy grande para la salud y para el ambiente. Su uso ha aumentado porque las semillas están dominadas por seis o siete industrias en todo el mundo, incluso en Brasil. Esas semillas son seleccionadas para que se utilicen agrotóxicos y fertilizantes químicos.”
Según el médico, las industrias producen semillas que necesitan cada más el uso de venenos en las zonas rurales.
“Las semillas de las grandes industrias son dependientes de agrotóxicos y fertilizantes químicos. Las industrias no hacen estudios de semillas libres de estos productos. No crean semillas resistentes a varias plagas sin necesidad de agrotóxicos. No lo hacen porque son productores de semillas y de agrotóxicos. Crean semillas dependientes de agrotóxicos. Con los transgénicos, la situación empeora.”
En la última cosecha se utilizaron aproximadamente diez litros de agrotóxico por hectárea de soya o de maíz y 20 litros por hectárea de algodón. En total, en el Mato Grosso se usaron 105 millones de litros de agrotóxicos.
En el caso de la soya, la producción es resistente a un herbicida, el glifosato, conocido como roundup, patentado por la Monsanto. Hay un uso dos o tres veces mayor de roundup en la soya. Esto también aumenta el consumo de agrotóxicos.”
Los cultivos brasileños prácticamente doblaron el consumo de agrotóxicos en los últimos diez años. Por parte de los productores existe la explicación de que las industrias de semillas –como la Monsanto, la Bayer y la Syngenta– prácticamente no ofrecen semillas para plantar cultivos convencionales. Las semillas transgénicas abundan ya en el mercado, pero utilizan cada vez más agrotóxicos.
De acuerdo con los datos del Sindicato Nacional de la Industria de Productos para la Defensa Agrícola, se lanzaron más de mil millones de toneladas de veneno sobre los cultivos brasileños en la última cosecha. Este es un récord, comparado con los datos de los últimos dos años.
Desde São Paulo, Radioagencia NP, Aline Scarso.

* Fundación Oswaldo Cruz, vinculada al Ministerio de Salud de Brasil.
24/05/10
Más informaciones:
Jaime Weber
IMCA/ RAP-Brasil
Jaimeweber1@hotmail.com