3 de diciembre Día Mundial del No Uso de Plaguicidas

3 de diciembre de 2018. Día Internacional del no uso de plaguicidas. Desde RAP-AL reclamamos la prohibición de los plaguicidas comenzando por el glifosato y los Altamente Peligrosos (PAP) /Una vez más desde Red de Acción en Plaguicidas queremos llamar la atención sobre la creciente utilización de plaguicidas y su consecuente efecto en la salud socioambiental.

En este último año diferentes veredictos de la justicia internacional sobre los efectos de los plaguicidas nos han impactado, más aún en las comunidades afectadas por dichos tóxicos. En primer lugar, un fallo, establecido por el tribunal de apelaciones de San Francisco (Estados Unidos), ha impuesto a la Agencia de Protección Ambiental (EPA) plazos estrictos plazo de 60 días para retirar del mercado todas las formulaciones a base del principio activo conocido como clorpirifos, un tóxico ampliamente utilizado en América Latina, el cual posee características de disruptor endocrino, es decir, una sustancia presente en el ambiente, alimentos y productos de consumo que puede interferir en la síntesis, metabolismo o la acción hormonal, provocando una desviación del control homeostático, crecimiento y reproducción normales.

En el mismo sentido una sentencia de la Justicia de California obliga a la empresa multinacional Monsanto a pagar cerca de 290 millones de dólares a un trabajador (jardinero), llamado Dewayne Jhonson, que contrajo cáncer terminal (linfoma no hodgkin) por estar expuesto al herbicida glifosato al realizar sus tareas laborales cotidianas. La empresa nunca le advirtió sobre los graves riesgos en la salud al exponerse a este producto. Este herbicida es el más utilizado en países de América Latina. En Argentina se vende bajo diferentes nombres comerciales según la composición química del producto formulado y la empresa que lo produce, importándose en el año 2017 unos 53.075.469 de kilos. Este producto, que fue categorizado como probable cancerígeno para humanos por la Organización Mundial de la Salud, además puede ocasionar daños a nivel de la expresión de los genes, alteraciones en el sistema nervioso, del sistema excretor (riñones) y mal de Parkinson. Estos reclamos y aseveraciones parecen no haber causado ninguna impresión, ni originando cambios en las apreciaciones de los tomadores de decisión de los países de América Latina respecto al registro, autorización y categorización de plaguicidas, ni en los productores respecto a su utilización y en ambos en relación con su efecto socioambiental.

Continuar Leyendo

Chile: Reportaje de la TV alemana informa sobre uso de paraquat y glifosato en cultivos de avellana europea en región del Maule

El primer programa de la televisión alemana -ARD- informó sobre la aplicación del Paraquat en Chile. Es un reportaje realizado a raíz de una denuncia de RAP-Chile y de un artículo publicado en enero de 2018 por el periódico alemán TAZ.
En el reportaje los trabajadores dan testimonio sobre uso de paraquat en plantaciones de avellana europea que venden a Ferrero, el fabricante de Nutella. Una habitante del lugar da testimonio de las graves enfermedades que sufren las comunidades aledañas, especialmente cáncer. Las vecinas denuncian los impactos  que tiene el uso de plaguicidas peligrosos para la población vecina, sobre todo para los niños. Ver en: https://www.daserste.de/information/politik-weltgeschehen/weltspiegel/videos/chile-haselnuesse-pestizide-video-100.html / https://www.youtube.com/watch?v=n9vaC5WTKII

Continuar Leyendo

Argentina: RAP-AL dice No al Proyecto de ley sobre derechos y uso de las semillas

Marcos Paz, Argentina, 12 de noviembre de 2018/ Para que podamos continuar produciendo, conservando e intercambiando nuestras semillas. Ante el avance del dictamen en comisiones del congreso nacional con vistas a la presentación, y aprobación, del proyecto de Ley sobre semillas que cercenará el derecho ancestral de agricultores /as de producir, conservar e intercambiar sus propias semillas, desde la Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas de América Latina manifestamos que;

Se trata de una nueva presión de las empresas semilleras/ agroquímicas que mediante la imposición del pago por la conservación y uso de las semillas suprimen el derecho de los productores/as a atesorar y utilizar sus propias semillas.

Cuando un productor paga, una vez, por las semillas que utilizará, ya es el dueño de estas y por lo cual es quien debe decidir libremente su destino: consumo, intercambio, industrialización o reúso. Adquiere un derecho sobre ellas y no está obligado a pagar toda vez que vuelva a utilizar el producto de sus propias cosechas.

Continuar Leyendo

Chile: Niños intoxicados por plaguicidas altamente peligrosos en Maule y otras regiones

Santiago de Chile, 12 de octubre de 2018/ Niños y docentes de la escuela Odessa de Río Claro, en la región del Maule, sufrieron el día miércoles 10 de octubre una intoxicación masiva (brote) debido a la aplicación del fungicida Fungizeb 800 por la empresa Agrícola LC Limitada, en un predio vecino a la escuela, de manzanas para exportación. El principio activo de este agrotóxico es Mancozeb, clasificado por la Organización Mundial de la Salud y por la FAO como altamente peligroso, según los nuevos criterios vigentes. Fungizeb 800 es un fungicida sistémico y de contacto, con efectos tanto de tipo agudo como crónicos. En este caso se trató de una intoxicación aguda pues 24 horas después, los niños presentaron vómitos, náuseas y malestar estomacal y debieron ser atendidos en la Posta de Peñaflor y el CESFAM de Culpeo.

Continuar Leyendo

Bolivia: Uso de plaguicidas altamente peligrosos por productores familiares

El uso de plaguicidas en Bolivia se ha quintuplicado en los últimos 10 años y está actualmente muy alto con 50.000 toneladas de ingredientes activos/ año, según se desprende de la Tesis de Maestría en Ciencias Ambientales, de Ulrike Bickel, M.Sc. Agronomía tropical, de la Universität Rostock. La investigación realizada en Bolivia en 2018 en tres diferentes zonas climáticas, se analizó el empleo de plaguicidas por parte de productores y productoras familiares, y las dimensiones, los factores de influencia y los impactos socioeconómicos y ambientales del uso de plaguicidas en Bolivia. Según se desprende de la investigación, más del 70 % (al menos 164) o sea, casi tres cuartos de los 229 ingredientes activos de plaguicidas vendidos en Bolivia son altamente peligrosos por su toxicidad aguda y/o crónica para la salud humana y para el medio ambiente. A pesar de que casi la mitad (105) de estas sustancias están prohibidas en otros países, la autoridad competente Servicio Nacional de Sanidad Agropecuaria e Inocuidad Alimentaria (SENASAG) autoriza estos plaguicidas altamente peligrosos (PAP). Sólo entre inicio de abril y hoy 31 de agosto de 2018, los registros aumentaron de 2.190 a 2.419 (marcas comerciales).

Gran parte de las y los agricultores han presentado síntomas de intoxicaciones agudas durante o después de la aplicación de los agroquímicos. Es alarmante el nivel escaso de conocimiento entre agricultores sobre serios impactos crónicos en la salud humana (como el cáncer, Alzheimer, Parkinson, trastornos hormonales, alteración del sistema nervioso, abortos, malformaciones, problemas de desarrollo y esterilidad) y en el medio ambiente. Hasta en proyectos socio-productivos en escuelas por ejemplo en Tarija y Chuquisaca, se encuentran a maestros y niños – los que están particularmente vulnerables – aplicando plaguicidas.

Continuar Leyendo