Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

OMS reafirma su compromiso con la reducción del uso de DDT para el control de la malaria.

(07/05/2007)

La Organización Mundial de la Salud reafirma su compromiso con la reducción del uso de DDT para el control de la malaria.

Dakar, Senegal, 3 de mayo de 2007

Durante la Tercera Conferencia de las Partes del Convenio de Estocolmo, que tiene lugar esta semana en Dakar, Senegal, la directora de la oficina de Salud Pública y Ambiente de la Organización Mundial de la Salud afirmó categóricamente que la OMS apoya la Convención de Estocolmo y su compromiso para reducir la dependencia del DDT para el control de la malaria.

La convención de Estocolmo es un tratado internacional que convoca a la eliminación progresiva de los COPS. El DDT está entre las 12 sustancias químicas originalmente incluidas en el tratado. La convención, que también se conoce con el nombre de “Tratado sobre los COPs”, ha sido adoptada por 143 países y es administrada por el Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Hay estudios científicos que establecen una relación entre DDT y los abortos, la imposibilidad de amamantamiento, la infertilidad masculina, anormalidades en órganos sexuales, y retrasos en el desarrollo de los niños. Además la EPA lo tiene clasificado como “probable” carcinógeno. El DDT se transporta globalmente a través del viento y del agua, concentrándose en las regiones árticas donde se deposita en los mamíferos marinos y en otros alimentos tradicionales de comunidades indígenas. El DDT y los productos en que se degrada, los cuales también están vinculados con daño a la salud, persisten por décadas en el ambiente.

La Doctora Neira de la OMS se dirigió a un público colmado de autoridades de gobierno de todo el mundo, en el evento OMS/UNEP de Dakar, llamado “Reducir la Dependencia del DDT y Fortalecer el Control de la Malaria”. Ella afirmó que la meta de la OMS es reducir y eventualmente eliminar el uso de DDT, de acuerdo con la Convención de Estocolmo. Ella enfatizó que así ha sido desde el inicio de la Convención y que la posición de la OMS sobre el DDT no ha cambiado.

La Doctora Neira también confirmó que la agencia está consciente del los negativos efectos a la salud vinculados con el uso de DDT y que la OMS “está muy preocupada de las consecuencias para la salud derivadas del uso de DDT”. Ella dijo que “la OMS está comprometida a lograr que pronto haya disponibles alternativas seguras al uso de DDT”, y a asegurar que los estados miembros den cumplimiento y reporten su uso de DDT.

LA OMS y UNEP anunciaron que el uso de DDT se ha duplicado desde que se firmó la Convención de Estocolmo. Muchos países aún aplican la sustancia química a destajo, en vez de hacerlo selectivamente como está indicado en las directrices de la OMS, debido a la severa falta de financiamiento y recursos técnicos que afecta a muchos países con problemas de malaria.

Un portavoz de UNEP enfatizó que el Manejo Integrado de Vectores debería ser el elemento central de esfuerzos para reducir DDT, y la última opción para casos en que no sean suficientes los controles con agroquímicos, debiera ser el uso de otros plaguicidas. El doctor Lucien Manga de la oficina regional africana de la OMS dijo que la OMS tiene una política clara de utilizar programas de Manejo Integrado de Vectores para controlar la malaria, y que su enfoque combina el compromiso con las comunidades locales, el conocimiento de los factores locales que influyen en la transmisión de la enfermedad, y el uso de una variedad de intervenciones, que combinadas, “necesitan demostrar la efectividad de alternativas en su propio país.”
El vocero de la OMS también enfatizó la necesidad de “un plan global de negocios para desarrollar nuevas alternativas” y “para fortalecer la colaboración sur - sur”.

El taller también escuchó al Doctor Enrique Loyola de la Organización Panamericana de la Salud que se refirió al proyecto de control de la malaria en México, que redujo enormemente la enfermedad sin utilizar DDT, llegando a un 30% de reducción a nivel de poblados y a un 50% de reducción a nivel nacional. Los métodos utilizados incluyeron la educación, el plantar árboles con propiedades que los hacen repelentes a los mosquitos cerca de las casas, y despejar el área de plantas que podrían ser habitat de los mosquitos, además pintar las casas con hidróxido de calcio, un repelente de mosquitos; medidas de higiene personal, limpieza de canales y extracción de algas que sirven como refugio a los mosquitos, además del uso de larvicidas tales como Bt (Bacillus thuringiensis). México ya no usa DDT para el control de este vector y ahora busca reducir el uso de otras sustancias químicas utilizadas para el manejo de vectores.

Representantes de IPEN informaron a los directivos de la OMS que cuando los miembros de IPEN han hecho afirmaciones similares sobre el DDT, ellos son vilipendiados y denunciados como extremistas en la prensa, que a menudo utiliza citas de anteriores declaraciones de la OMS. Ellos invitaron a la OMS a sostener en público la preocupación de esta entidad por los efectos en la salud del DDT. Dijeron que las organizaciones miembros de IPEN estaban ansiosas de trabajar con la OMS para el control de la malaria pero que se sentían molestas por la percepción de que la OMS apoya y defiende el aumento del uso de DDT. Esta percepción se creó a partir de la cobertura de un documento de la OMS difundido en septiembre de 2006, que es muy diferente de la presentación realizada por la OMS en Dakar.

Disponibles para entrevistas:
Dr. Medha Chandra, PANNA 415 981-1771 ext 327 mchandra@panna.org
Henry Diouf, PAN Afrique + 221 637 12 08 henrydiouf@pan-afrique.org
Dr. Paul Saoke, Médicos por la Responsabilidad Social – Kenya psaoke@isde.org, llamar a Stephenie Hendricks, PANNA, 415 981-1771 ext 355
Monica Moore, PANNA, mhm@panna.org



Archivos Relacionados:
OMS_Dakar.doc