Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

PAN dio a conocer su postura sobre el Principio de Precaución en el Foro Intergubernamental de Seguridad de las Sustancias Químicas (IFCS)

(12/10/2006)

PAN en el Foro Intergubernamental de Seguridad de las Sustancias Químicas (IFCS)

Budapest, Hungría, 26 de septiembre de 2006. La coordinadora regional de RAP-AL, Elsa Nivia, presentó la posición oficial de PAN (Pesticide Action Network) en el Foro Intergubernamental de Seguridad de las Sustancias Químicas (IFCS), reunido en Budapest, Hungría, del 25 al 29 septiembre 2006. Otras participaciones de PAN Internacional en este Foro incluyeron declaraciones y ponencias sobre el uso de plaguicidas. Participaron activamente en el evento Fernando Bejarano, de RAPAM, junto a otros miembros de PAN (Pesticide Action Network) de Asia Pacífico, Africa, Norteamérica y Europa.

En la sesión del 26 de septiembre, Elsa Nivia, a nombre de PAN Internacional, leyó una declaración relativa al Principio Precautorio, tema de una de las mesas de discusión. Otras participaciones de PAN Internacional en este Foro incluyeron declaraciones y ponencias sobre el uso de plaguicidas. El doctor Romeo Quijano, de PAN-Asia Pacífico, recibió un reconocimiento internacional en este evento por su compromiso con los temas de seguridad química y habló a favor de preservar el Foro como un espacio en el que las organizaciones ciudadanas, a la par que la industria y los gobiernos, pueden expresar sus puntos de vista, así como debatir y condensar recomendaciones para una mejor protección de la salud y el ambiente.

Las organizaciones de PAN e IPEN rechazaron una declaración apresurada de la Organizaron Mundial de la Salud (OMS), fechada en Washington, aprobando el uso del DDT para el control del paludismo.

POSICIÓN OFICIAL DE PAN SOBRE EL PRINCIPIO PRECAUTORIO

Tomando en consideración que:

• El uso de plaguicidas tiene graves consecuencias para la salud humana, el medio ambiente y las formas de vida;
• Los reglamentos actuales, en general, requieren que se pruebe “significativamente” el daño causado antes de que se pueda tomar medidas como la prohibición o reducción del uso de los plaguicidas;
• Existe una significativa incertidumbre sobre los efectos de los plaguicidas, especialmente en el largo plazo, sobre las generaciones presentes y futuras y sobre el medio ambiente presente y futuro; y que
• La precaución es más amplia y más científica que el proceso convencional de evaluación de riesgos, porque requiere el reconocimiento de las limitaciones de la ciencia, como la incertidumbre sobre los efectos crónicos debido a la exposición constante a bajas dosis de mezclas de productos químicos, el reconocimiento de la falta de conocimiento acerca de las relaciones causa-efecto, el reconocimiento de los juicios de valor involucrados en la evaluación de riesgos y la atención a todos los otros factores involucrados en las alternativas menos dañinas;

PAN Internacional demanda la aplicación del Principio Precautorio en los mecanismos nacionales e internacionales de regulación, incluyendo:

1. Que se actúe en forma preventiva y temprana para eliminar los plaguicidas dañinos, incluyendo aquellos que son persistentes, acumulativos o altamente tóxicos, como los de las categorías Ia y Ib (OMS), y aquellos que causan o son sospechosos de causar enfermedades crónicas como el cáncer, problemas reproductivos, defectos de nacimiento, impactos en el desarrollo y el comportamiento, efectos sobre los sistemas inmunológico, endocrino y neurológico.

2. La sustitución de los plaguicidas dañinos por alternativas menos nocivas, incluyendo métodos agroecológicos y enfoques holísticos para el control de plagas, malezas y enfermedades.

3. Una reglamentación basada en el impacto sobre los grupos más vulnerables como, por ejemplo, las mujeres embarazadas, los fetos y los niños recién nacidos.

4. Una completa información, incluyendo los efectos de largo plazo, antes de que los plaguicidas sean liberados en el medio ambiente.

5. El reconocimiento de las experiencias de los trabajadores y de las comunidades en relación con los efectos adversos de los plaguicidas.

6. El derecho a saber de aquellos que usan o están expuestos a los plaguicidas sobre los peligros a que se exponen.

7. El derecho a la participación popular en el proceso de toma de decisiones respecto de la reglamentación de plaguicidas, incluyendo participación activa en los Comités Nacionales de Plaguicidas.