Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Megadesastre ecológico en Brasil: derrame de endosulfán en río Paraiba

(09/01/2009)

Río de Janeiro, 30 de noviembre de 2008. Aún se investigan pormenores del accidente que provocó el envenenamiento de las aguas del río Pirapitinga, afluente del Paraíba del Sur que recorre territorios de los estados de Sao Paulo, Minas Gerais y Río de Janeiro, donde es la única fuente de agua para 37 municipios.

En la madrugada del 18 de noviembre se produjo una falla en la empresa agroquímica Servatis, derramándose más de 8.500 litros de endosulfán, insecticida organoclorado altamente tóxico, en el río Pirapitinga, en Resende, región sur fluminense de Brasil. El efecto más evidente fue la mortandad de miles de peces, aves y mamíferos silvestres.

El endosulfán es bioacumulativo y persistente en el ambiente. En los seres humanos actúa como un potente alterador del sistema nervioso central, puede provocar el nacimiento de niños con malformaciones congénitas -como quedó demostrado en otro desastre ocurrido en Kerala, India-, cánceres e infertilidad, entre otras graves consecuencias.

La mancha tóxica llegó hasta el río Paraiba del Sur, cuyas aguas también resultaron contaminadas, poniendo en riesgo a 12 millones de personas que habitan la amplia zona aledaña a este río de 1.120 km de largo. En ciudades como Campos, Cambuci e Itaocara se debió suspender durante varios días el abastecimiento de agua a la población. También se prohibió la extracción y consumo de pescado.

Investigaciones iniciales de la Fundación Estatal de Ingeniería del Medio Ambiente FEEMA estiman que el derrame puede superar los 10.000 litros, una cantidad muy superior a la admitida por la empresa Servatis, que al comienzo habló de 1.500 litros para luego admitir que el derrame fue de 8.500 litros del veneno. La mortandad de peces se explica porque, según los técnicos, las aguas analizadas luego del accidente contienen 70 microgramos de endosulfán por litro, en circunstancias que el límite máximo de residuos permitidos para peces es de sólo 0,2 microgramos por litro. El límite máximo de tolerancia de residuos de endosulfán para los seres humanos es de 20 microgramos.

“Es un vista pavorosa. El impacto es brutal”, afirmó el presidente de la Agencia de Medio Ambiente de Resende, Luis Felipe César, al ver la mortandad de peces y el avance de la mancha tóxica.

Posteriormente la Fundación Estadual del Medio Ambiente informó a la población que el nivel de residuos en el agua en el interior de Río de Janeiro era aceptable y que se podía consumir sin perjuicio para la salud. Pero investigaciones posteriores están alertando sobre mayores consecuencias del derrame, que algunos califican como un “megadesastre ecológico”.

El insecticida endosulfán está prohibido en la Unión Europea, Camboya y Filipinas. El Convenio de Estocolmo sobre COPs estudia su prohibición en todos los países que son parte de este acuerdo internacional.

La secretaria estadual de Medio Ambiente, Marlene Ramos, acusó a la empresa de actuar de manera irresponsable y de mala fe al dejar abiertos diques de contención de residuos y no avisar inmediatamente. La empresa violó la licencia otorgada y será penalizada con una fuerte multa de 33 millones de reales (más de 12 millones de dólares).


Noticia Fuente: Revista “Somos” Nº 73, del 30 de noviembre de 2008, www.globo.com, www.prensa-latina.cu/article.asp (Información enviada por Jaime Weber).

Archivos Relacionados:
Megadesastre_ecologico_Brasil_endossulfan.pdf
Brasil_catastrofe_ambiental_endosulfan_es.pdf