Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

IAASTD:Científicos respaldan a los agricultores que buscan recuperar el control de la agricultura

(27/06/2010)

Científicos respaldan a los agricultores que buscan recuperar el control de la agricultura. Conclusiones de la Evaluación Internacional del Papel del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola (IAASTD) dirigida por la ONU

¿Qué es la IAASTD?
Análisis y opciones para la acción

La Evaluación Internacional del Papel del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola (IAASTD, por su sigla en inglés) es la más amplia y rigurosa evaluación de la agricultura realizada hasta la fecha. La IAASTD examinó los logros y las debilidades de los sistemas alimentarios y agrícolas del mundo y evaluó el impacto producido por las agencias gubernamentales, las instituciones de investigación agrícola y el sector privado en los agricultores, en los trabajadores agrícolas y en el bienestar de las comunidades rurales.
Marcia Ishii-Eiteman, científica de la Red de Plaguicidas en Norteamérica (Pesticide Action Network North America) y autora principal del informe de la IAASTD, lo resume de la siguiente manera:
La IAASTD llegó a la conclusión de que “las cosas no pueden seguir como hasta ahora.” Destacó la necesidad urgente de hacer cambios radicales en las políticas agrícolas y en el comportamiento
empresarial en ese campo. Si procedemos ahora a tomar medidas de apoyo a los pequeños productores, los agricultores familiares y los trabajadores agrícolas, podremos crear los sistemas alimentarios vigorosos, justos y sostenibles que el mundo necesita.
La IAASTD observó de cerca los impactos del desarrollo tecnológico de la agricultura, la consolidación empresarial y la concentración del mercado sobre los medios de vida, la salud y el bienestar de los agricultores, los trabajadores agrícolas y los consumidores, al igual que sobre el medio ambiente, en Estados Unidos y en todo el mundo.

Principales conclusiones:

• Desde 1945, los avances tecnológicos en la agricultura han aumentado la productividad, aunque persiste el hambre y la desnutrición – incluso en Estados Unidos— debido a la pobreza y a la falta de acceso a alimentos que sean saludables y asequibles.
• La extensa adopción de tecnologías agrícolas –y en muchos casos, el patentamiento y el control empresarial de ellas— ha tendido a beneficiar más a las grandes empresas transnacionales y a los grupos más ricos que a los productores en pequeña escala y a las familias agrícolas.
• Ciertas tecnologías (incluyendo los agroquímicos, la mecanización y el monocultivo) permitieron obtener inicialmente beneficios a corto plazo, en especial en el caso de los grandes agricultores y de la agroindustria, pero han tenido una repercusión negativa en nuestra capacidad para conservar los suelos sanos y el agua limpia y para proteger las economías locales y la salud y el bienestar de las comunidades locales.
• En América del Norte, la creciente concentración del mercado en numerosos sectores de la agricultura durante las décadas pasadas ha pavimentado el camino para llegar al control casi completo de los sistemas alimentarios y agrícolas por parte de las grandes empresas transnacionales.
El resultado ha sido una reducción dramática de la equidad y de la competencia en los mercados para las familias agrícolas, los medianos y pequeños productores, los trabajadores, los comerciantes minoristas independientes y los consumidores.
Al acentuarse la consolidación de los mercados de cereales, semillas, procesamiento de animales, comercio de granos, lácteos y productos para el comercio minorista, las grandes empresas han adquirido una “creciente influencia sobre la producción de alimentos” a nivel local e internacional.

La Evaluación Internacional del Papel del Conocimiento, la Ciencia y la Tecnología en el Desarrollo Agrícola (IAASTD) preguntó cómo pueden las prácticas y las políticas agrícolas reducir el hambre y la pobreza, mejorar la salud y los medios de vida rurales y abrir camino a un desarrollo equitativo y sostenible en todo el mundo.
La IAASTD identifica las opciones políticas, de investigación y de inversión para hacer la transición hacia sistemas alimentarios y agrícolas más sostenibles en el futuro.
La Evaluación fue realizada por más de 400 científicos y expertos en desarrollo de más de 80 países. Fue patrocinada por cuatro agencias de las Naciones Unidas, por el Banco Mundial y por el
Fondo para el Medio Ambiente Mundial. Las conclusiones de la IAASTD fueron aprobadas en
un Plenario Intergubernamental realizado en abril de 2008, y se publicaron en 2009.

Se requieren con urgencia intervenciones de políticas para hacer frente a los efectos debilitantes de la concentración empresarial en las economías locales, las familias agrícolas y los hogares rurales. Esto puede lograrse mediante el establecimiento, reforzamiento y supervisión del cumplimiento de leyes anti trust y anti monopolios, a nivel nacional y mundial Monsanto.

La concentración de los mercados agrícolas perjudica a los agricultores:
• La mayor integración vertical de la cadena de suministro de alimentos asfixia a los agricultores.
Un puñado de grandes empresas ha tomado el control de muchos sectores de la cadena de suministro agrícola y de alimentos. Como resultado de ello, los agricultores de América del Norte tienen menos opciones para adquirir suministros y vender sus productos, y tienen menos capacidad para ganarse la vida en la agricultura.
A medida que las grandes empresas (o los conglomerados empresariales) obtienen un mayor control de la cadena de suministros agroalimentarios, los agricultores pierden poder competitivo y se ven obligados a convertirse en “precio-aceptantes”. La conducta anticompetitiva de las empresas agroalimentarias está ampliando la brecha entre el precio pagado al productor y el precio de venta al
público.
• Las tecnologías modernas acentúan la concentración y la pérdida de las tierras agrícolas.
La dependencia de los insumos químicos y la mecanización puede reducir el uso de mano de obra y permitir que los agricultores trabajen granjas más grandes. Pero la presión continua para costear el alto precio de la maquinaria, los insumos y el combustible obligan a los agricultores a “crecer o salirse”. Cuando se desarrollan nuevas tecnologías y productos (tales como las semillas transgénicas) y se les protege con normativas sobre derechos de propiedad intelectual, la consolidación del sector empresarial se produce con rapidez.
• Los derechos de propiedad intelectual sobre los agroquímicos y las biotecnologías.
La reivindicación empresarial de los derechos de propiedad sobre ciertas tecnologías contribuyó a crear la agroindustria transnacional que actualmente detenta derechos sobre casi un tercio del
mercado mundial de semillas comerciales, junto con una buena parte de la genética ganadera.
• La consolidación empresarial aumenta la vulnerabilidad de los trabajadores del sistema alimentario.
Las operaciones de producción de fruta y verduras a gran escala y el negocio del procesamiento de alimentes dependen cada vez más de la mano de obra inmigrante. Los bajos salarios, el escaso
cumplimiento de las leyes sanitarias y laborales, la protección inadecuada de sus derechos humanos y el temor a las represalias hacen que los trabajadores agrícolas y otros trabajadores del sistema alimentario sean vulnerables a la explotación.

Soluciones: Acciones necesarias para la equidad en la alimentación y la agricultura
Para restaurar el equilibrio del poder en el sistema alimentario se requiere crear nuevos marcos de políticas.
La IAASTD presenta muchas opciones en lo que se refiere a las medidas que pueden adoptar las agencias gubernamentales, las universidades, el sector privado y los grupos de interés público para ayudar a la construcción de sistemas alimentarios justos y sostenibles.
La IAASTD identificó dos enfoques prometedores: reconstruir los sistemas alimentarios locales y regionales y revertir las tendencias hacia la concentración empresarial agroalimentaria.

Opciones de acción: Reconstruir los sistemas alimentarios locales y regionales

• Fortalecer las conexiones entre los agricultores y otros actores de la cadena de la alimentación.
» Apoyar la comercialización y venta más directa del agricultor al consumidor, al igual que las
cooperativas de propiedad de agricultores/trabajadores, para fortalecer el poder de negociación con los compradores y los minoristas.
» Incentivar el uso de etiquetas de localización geográfica, trabajo justo y producción sostenible,
con certificación asequible de terceras partes, para que los consumidores sepan de dónde
vienen sus alimentos.
» Aumentar la inversión pública en mercados locales y regionales, en infraestructura de mercados y en procesamiento en la granja para incrementar el valor local de los productos.
» Establecer consejos democráticos sobre políticas alimentarias, a nivel local y regional; aumentar la
adquisición institucional de alimentos en las granjas locales mediante el uso de mejores prácticas laborales y ambientales.
• Crear igualdad de condiciones para una pequeña
agricultura justa y sostenible.

-Garantizar que los agricultores tengan un acceso seguro y asequible a la tierra, el agua, las semillas, la información, el crédito, la certificación y la infraestructura de comercialización.
- Proporcionar asistencia técnica empresarial y comercial e información actualizada sobre el mercado a los productores, especialmente a las familias agrícolas y a las operaciones en
pequeña escala.
- Reconocer el papel multifuncional de la agricultura al proporcionar diversos beneficios económicos, ambientales, sociales, culturales y en materia de recursos naturales, y reorientar de
acuerdo a ello las políticas públicas y las estructuras de incentivos.

• Establecer políticas, incentivos y oportunidades en materia de
apoyo económico.


- Estabilizar los precios para los agricultores y los consumidores. La volatilidad de los precios de las materias primas y de los alimentos puede reducirse estableciendo reservas de granos,
bandas de precios y otros mecanismos de control de suministros.
- Entregar incentivos financieros (línea de crédito, seguro de cosechas, exención de impuestos, pago por los servicios de los ecosistemas) como premio a las mejores prácticas, por ejemplo, tener los más bajos costos sociales, ambientales y económicos.
- Fomentar la innovación en los mercados agrícolas: diseñar nuevos modelos de propiedad y de empleo que incluyan las diversas voces y puntos de vista de la comunidad agrícola.
- Evaluar los costos sociales, ambientales y económicos de las pequeñas operaciones agrícolas frente a los costos de las operaciones de mayor escala (usando, por ejemplo, métodos de contabilidad de costos totales) y revisar, de acuerdo a ello, las políticas de apoyo a la agricultura.
- Establecer acuerdos comerciales justos, a nivel regional y mundial, que permitan que los países y los agricultores cumplan sus propias metas de seguridad alimentaria y de subsistencia.

Opciones de acción: Revertir la tendencia hacia la concentración empresarial y los efectos que causa
• Fortalecer las políticas de competencia que vigilan la concentración empresarial, las fusiones y las “alianzas comerciales estratégicas”.
• Aprobar y hacer cumplir medidas anti trust estrictas a fin de romper los monopolios y los cárteles mundiales de fijación de precios.
• Investigar las prácticas anticompetitivas y sus impactos dentro y a través de las fronteras nacionales.
• Vigilar estrictamente y verificar en forma externa las normas de “responsabilidad social empresarial”.
• Aumentar la transparencia de las transacciones empresariales.
• Identificar y quitar otros incentivos a la concentración de la propiedad agrícola y de la agroindustria.
• Establecer un mecanismo de revisión internacional para investigar y vigilar la concentración del sector agroindustrial, investigar la conducta de las grandes empresas internacionales dedicadas al
comercio agrícola y al comercio minorista de alimentos y sus impactos en los agricultores, trabajadores agrícolas, consumidores y poblaciones vulnerables.
Este organismo internacional también podría desarrollar normas de conducta empresarial y recomendar opciones políticas eficaces, como una política sobre la competencia internacional y reglas multilaterales sobre prácticas comerciales restrictivas.
Al hacer frente a la concentración empresarial en el sector agrícola de Estados
Unidos se ayudará a proteger a las familias agrícolas, a los pequeños y medianos
productores, a los comerciantes minoristas independientes y a los consumidores, de las prácticas empresariales de la agroindustria que están debilitando la seguridad alimentaria y de subsistencia en todo el mundo.
Las leyes antitrust de Estados Unidos existen para proteger a los muchos actores involucrados en la creación de mercados diversos y prósperos de las prácticas
injustas que se imponen cuando la concentración empresarial se torna demasiado grande.
Al fortalecer y hacer cumplir las leyes anti trust en el sector agrícola, mientras se
fortalecen además las economías alimentarias locales, se contribuirá a crear, hoy
y para las generaciones futuras, un sistema alimentario sostenible, justo y equitativo.


Referencia: McIntyre, Beverly D., Hans R. Herren, Judi Wakhungu and Robert T. Watson (ed). 2009. International
Assessment of Agricultural Knowledge, Science and Technology for Development: Global and North America/Europe
Reports. Island Press, Washington DC. Disponible en www.agassessment.org

Fuente: Este Informe resumido fue preparado por Pesticide Action Network North America (marzo de 2010), a partir de las conclusiones de los Informes de la IAASTD. Los miembros del personal de PAN participaron en la IAASTD como autores principales y trabajaron en su Oficina Consultora Multisectorial. PAN es una red a nivel mundial dedicada a promover la justicia ambiental, la agricultura sostenible y la soberanía alimentaria.

Pesticide Action Network North America • 49 Powell St. #500, San Francisco CA 94102 USA • www.panna.org
(El juego completo de informes de la IAASTD está disponible en www.agassessment.org.


Nota. Traducción al español de Graciela Carbonetto bajo la supervisión de Fernando Bejarano www.rapam.org.
Copia del diseño de PANNA por Leonel Reyes


Ver documento completo en pdf y cuadro: Estructura de la industria de semillas
1996-2008 en sección documentos:

http://www.rap-al.org/index.php?seccion=3&f=edicion.php&id_publicacion=7&id_edicion=167


Noticia Fuente: http://www.rap-al.org/index.php?seccion=3&f=edicion.php&id_publicacion=7&id_edicion=167