Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Cuba reduce el uso de plaguicidas químicos en 50%

(30/05/2007)

Cuba reduce el uso de plaguicidas químicos en 50%

La Habana, 18 de mayo de 2007. En los últimos años Cuba ha reducido en 50% el uso de pesticidas químicos mediante la utilización de soluciones biológicas para preservar los cultivos de hortalizas y frutales de los parásitos e insectos.

Máximo Martínez, subdirector del Centro Nacional de Sanidad Vegetal, indicó al diario oficial Granma que esta estrategia de lucha contra los "enemigos de las plantas de interés económico" posibilitó la reducción a la mitad de los plaguicidas químicos.

En más de 200 centros cubanos se reproducen a escala local y con medios artesanales más de diez entomapatógenos y una gran cantidad de entomófagos que se alimentan de los insectos. Además, China donó una moderna bioplanta que genera medios biológicos en forma sólida, la que se utiliza en la provincia de Matanzas, en el oeste de la isla. Hay otras tres plantas que fabrican bioplaguicidas en La Habana y en la central provincia de Sancti Spiritus.

Granma indicó que más de un millón y medio de hectáreas de hortalizas, frutales y pastos son protegidas con medios biológicos cada año. Los controles biológicos no sólo rebajan costos en divisas, sino que preservan el equilibrio natural.

Las claves de la reducción

Anteriormente, de 1990 a 2005 ya había disminuido en Cuba el consumo de plaguicidas en 77%. La especialista en agricultura orgánica Nilda Pérez Consuegra (RAP-AL Cuba) explica que esto ha sido posible gracias al desarrollo alcanzado en el país del Manejo Ecológico de Plagas/MEP (artículo “Manejo Ecológico de Plagas: avances de la experiencia cubana”). “El pilar fundamental del MEP es la biodiversidad. El MEP es, en esencia, el aprovechamiento de la biodiversidad para prevenir, limitar, o regular los organismos nocivos para los cultivos, significa aprovechar todos los recursos y servicios ecológicos que la naturaleza brinda. Es el manejo de plagas con enfoque de sistema”, precisa Nilda Pérez. Y agrega que el elemento que más ha contribuido al desarrollo del MEP es el Programa Nacional de Control Biológico iniciado en Cuba en 1988.

Según la especialista, los factores que han hecho posible el avance logrado en su país son los siguientes:

1. El interés del Estado en el desarrollo de estrategias de manejo de plagas ambientalmente seguras.

2. La existencia de un número elevado de profesionales, con amplia experiencia, vinculados al trabajo de manejo ecológico de plagas en las áreas de la investigación, la enseñanza y la implementación en la producción.

3. La existencia de un Programa Nacional de Agricultura Urbana que tiene como base el manejo integral de los agroecosistemas urbanos y periurbanos. El programa de Agricultura Urbana ha contribuido notablemente al desarrollo del sistema agrario cubano, en múltiples aspectos y en especial al MEP.

4. El diseño de Programas de Investigación que se insertan dentro de los Programas de Investigación Científico-Técnicos Nacionales, y que tienen como objetivo principal dar respuesta a las necesidades de la producción agrícola, de modo que se garantice la seguridad alimentaria con la debida calidad ambiental y, además, se contribuya al desarrollo humano local.

5. El hecho que el control biológico no se ha utilizado como una estrategia aislada, sino que se ha insertado en los programas de Manejo Integrado de Plagas establecidos, como uno de sus componentes principales.

6. La amplitud de las relaciones de colaboración, intercambio e integración entre los diferentes actores sociales, de instituciones de investigación, académicas, productivas, y decisores de políticas.

7. El nivel de organización y la infraestructura que soporta la actividad de sanidad vegetal en el país.

8. El nivel cultural de los agricultores que ha permitido la adopción del Manejo Ecológico de Plagas con pleno conocimiento de sus ventajas.



Fuentes: Agencia EFE, ILP/AP, RAP-AL (Cuba).