Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Paraguay: Alarmante derrame de glifosato en Puerto Fénix

(21/11/2008)

Asunción, noviembre 2008. Un llamado de alerta sobre los riesgos reales para la salud de las personas y para la fauna acuática difundió el Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo, Alter Vida (RAP-AL Paraguay), debido a un derrame del herbicida glifosato ocurrido el 15 de octubre en Puerto Fénix. El accidente se produjo debido a una avería en el contenedor que transportaba el plaguicida. Esto motivó que la fiscala del Ambiente de Asunción, María Bernarda Álvarez, interviniera el puerto, confirmando que hubo un negligente manejo tanto en el almacenamiento como en el estibaje del producto.

La carga total consistía en una docena de contenedores que no contaba con etiquetas identificatorias del contenido ni la respectiva hoja de seguridad, documento que indica las medidas a ser tomadas en caso de accidentes, según constataron técnicos de la Secretaría del Ambiente (SEAM) de la República. En este caso han intervenido, además, el Ministerio Público, y el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (SENAVE).

Puerto Fénix sólo contaba con una licencia ambiental provisoria. Luego del desastre se le revocó la licencia ambiental. El ingeniero químico Ovidio Espínola, director de Evaluación de Impacto Ambiental del SEAM, manifestó que la firma Puerto Fénix no cumplió con las medidas de prevención y mitigación estipuladas en el plan de gestión ambiental.

Descarga ilegal

Otra condición básica exigida a Puerto Fénix era el cumplimiento de ordenanzas municipales y otras leyes o normativas de protección ambiental. En ese sentido, existe una normativa de protección ambiental en relación al transporte y al ingreso de agroquímicos en Paraguay. Se trata del Decreto 10.250/07 por el cual se habilita al puerto de Villeta como único punto de ingreso de los productos agroquímicos y su despacho por la administración de Aduanas de ese puerto.

Al respecto, el director del SEAM aclaró que ese decreto inhabilita a Puerto Fénix para que desembarque o descargue agroquímicos. No obstante, “se constató que desembarcaron 20 contenedores que contenían glifosato, que es un agroquímico. Por tanto no debería descargarse ahí, pero eso no se cumplió. En la resolución de la licencia dice que si no se cumple eso, la licencia será revocada automáticamente. Y eso fue lo que se hizo”.

Minimización del riesgo

El ingeniero Ovidio Espínola también explicó que se realizaron trabajos de aislamiento y contención para intentar impedir que el herbicida llegara al río Paraguay. En todo caso, ignoró los riesgos reales al señalar que el compuesto químico derramado “no representa un peligro directo para las poblaciones aledañas al puerto ni al río Paraguay, debido a que el glifosato se diluye rápidamente en aguas correntadas y en el suelo, volviéndose inocuo para el ecosistema”.
Es en ese contexto que Alter Vida emitió un comunicado para rebatir el contenido de estas declaraciones (Texto completo a continuación).

Fuentes: UHORA, ABC COLOR, Alter Vida.



COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

Ante las versiones oficiales con relación al derrame de glifosato en Puerto Fénix, el Centro de Estudios y Formación para el Ecodesarrollo, Alter Vida, considera pertinente aclarar ciertos aspectos a la ciudadanía y en particular a los pescadores comerciales y deportivos. Resulta necesario, en esta etapa de la historia del país, en la que según el presidente Lugo ya no habrán secretismos, que la Secretaría del Ambiente haga público los análisis que realizaron o las informaciones secundarias que consultaron para aseverar que el compuesto químico derramado(glifosato) no representa un peligro directo para las poblaciones aledañas al puerto ni al río Paraguay, debido a que el mismo se diluye rápidamente en aguas correntadas y en el suelo, volviéndose inocuos para el ecosistema.

El glifosato, según informaciones de diversas fuentes (Austin et al, 1991, Peterson et al 1994, Lorenzo et al, 2003 y otros), e incluso según las explicaciones técnicas puestas por los fabricantes en la etiqueta del producto, es tóxico para organismos acuáticos y en particular para peces; inclusive en pequeñas cantidades es causal de la eutrofización de las aguas (exceso de nutrientes en el agua que ocasiona una disminución del oxígeno atentando contra la vida acuática).

El glifosato además, sólo se inactiva con las arcillas y la materia orgánica, no con cualquier tipo de suelo. Es decir, mientras más arena y menos materia orgánica contenga el suelo, como los colindantes a la rivera de la margen izquierda del río Paraguay, mayor es la posibilidad que el mismo se contamine.

El glifosato mismo es un ácido, pero es comúnmente usado en forma de sales, más frecuentemente la sal isopropilamina de glifosato, o sal isopropilamina de N-(fosfonometil) glicina. Su nombre comercial más conocido es el Roundup.

Los plaguicidas, antes de salir al mercado, pasan por el proceso de la formulación, durante el cual los ingredientes activos son mezclados con otras sustancias, como solventes, coadyuvantes y otras, denominadas como “ingredientes inertes” sobre las cuales no se da información en las etiquetas. En muchos casos son sustancias activas biológica, química o toxicológicamente, que pueden conferir a las formulaciones comerciales características diferentes a las encontradas en cualquiera de los componentes por separado. La mayoría de los productos que contienen glifosato están hechos o se usan con un surfactante para ayudar al glifosato a penetrar los tejidos de la planta, el cual le confiere características toxicológicas a la formulación comercial diferentes a las del glifosato solo. En el caso del Roundup, la formulación más utilizada, se sabe que contiene el surfactante polioxietileno amina (POEA), ácidos orgánicos de glifosato relacionados, isopropilamina y agua, lo que vuelve al herbicida mucho más tóxico para organismos acuáticos que el glifosato solo.

En base a esto, Alter Vida considera que muchas especies de peces del río Paraguay pudieron ser afectadas por este derrame, por lo que considera que la Dirección General de Protección y Conservación de la Biodiversidad de la SEAM debería ver los mecanismos para investigar los posibles efectos sobre las principales especies tanto para la pesca comercial como deportiva.

Asimismo, es importante que la SEAM haga público los estudios u otros documentos que avalan sus aseveraciones acerca de la inocuidad del glifosato en el agua y el suelo del lugar del derrame.

Alter Vida, como institución ambientalista, apoya la decisión de la SEAM de abrir sumario a los responsables del trasporte de estos herbicidas y al mismo Puerto Fénix, debido a que los contenedores que transportaban los envases de glifosato no contaban con las etiquetas de identificación del producto ni la hoja de seguridad, documento que indica las medidas a ser tomadas en caso de accidentes.

Además, Alter Vida, en base a esto hace un llamado a la conciencia de las actuales autoridades de la SEAM de manera que se evalúen detenidamente todas las licencias ambientales de los puertos situados sobre el río Paraguay, entre la toma de agua de la ESSAP y el Puente Remanso, y se analice la posibilidad de revocarlas, pues lo acaecido en Puerto Fénix es tan sólo un aviso de posibles desastres ambientales de envergaduras mucho mayores que pueden ocurrir en el río Paraguay. Si estos puertos siguen operando en esos sitios no aptos para esa finalidad, las consecuencias para la población de Asunción y Gran Asunción podrían ser irreversibles.

MAYOR INFORMACIÓN:
ING. VÍCTOR BENÍTEZ INSFRÁN,
DIRECTOR EJECUTIVO DE ALTER VIDA
CEL 0991809432
ALTER VIDA 021 298 842/3