Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Brasil aprobó nueva variedad de algodón transgénico

(25/08/2008)

Brasilia, 22 de agosto de 2008. La Comisión Nacional Técnica de Bioseguridad (CTNBio, por su sigla en portugués) aprobó por amplia mayoría la liberación comercial del algodón transgénico "Liberty Link", resistente a herbicidas a base del principio activo glufosinato de amonio. Este algodón genéticamente modificado, producido por la multinacional alemana Bayer CropScience, es la segunda variedad de algodón GM aprobada en Brasil. En 2005 se permitió el cultivo comercial del algodón "Bollgard", de Monsanto.

"La CTNBio concluyó que el producto no representa riesgos para los seres humanos, el medio ambiente y los animales", dijo el presidente de la comisión, el médico bioquímico Walter Colli.

La liberación fue desaconsejada por varios especialistas. El genetista Paulo Kageyama, profesor de la Escuela Superior de Agricultura Luiz de Queiroz, de Piracicaba (SP),
y representante del Ministerio del Medio Ambiente en CTNBio, afirmó que el algodón transgénico de Bayer es una gran amenaza para la especies silvestres en todos los sistemas ecológicos del país. Además, señaló fallas en las exigencias para el control de la transferencia genética de especies transgénicas a variedades convencionales y alertó del peligro de contaminación de semillas criollas plantadas por pequeños productores. “No tomaron en cuenta mis sugerencias, sólo les interesaba aprobar rápido”, dijo.

El presidente de CTNBio rebatió las afirmaciones de Kageyama: "Al contrario, el proceso fue lento. Ese algodón esperaba hace cuatro años la aprobación y se tomaron todas las medidas de precaución. Nosotros hemos aprobado sólo dos algodones, en otros países ya existe la variedad "flex", más avanzada, resistente a insectos y tolerante a herbicidas”. La postura de Kageyama causó incomodidad en el plenario de la comisión técnica.

El último producto transgénico aprobado por la CTNBio, en septiembre de 2007, había sido el maíz "Bt 11", de Syngenta. Antes, se liberaron el maíz "Liberty Link" (mayo), de Bayer, y el maíz "Guardian" (agosto), de Monsanto. El primer transgénico aprobado en el país fue la soja "Roundup Ready", de Monsanto, en 1998.

En sus próximas reuniones la comisión evaluará las aprobaciones del arroz "Liberty Link" (Bayer), maíz y algodón Roundup Ready (Monsanto), maíz "GA21" resistente a insectos (Syngenta), algodón (Dow), maíz "Herculex" (Du Pont), algodón "Bollgard 2" (Monsanto) y soja tolerante a glufosinato de amonio (Bayer).

Muy mala noticia

Greenpeace Brasil declaró que ésta es una muy mala noticia para la biodiversidad brasileña, recordando además que el glufosinato tiene un polémico historial en contaminación de suelos y potenciales riesgos para la salud humana.

"Estamos colocando en riesgo toda la agrobiodiversidad del país, especialmente en la zona semiárida, área rica en variedades silvestres de algodón", afirmó Gabriela Vuolo, coordinadora de la campaña de Ingeniería Genética de Greenpeace Brasil.

Paulo Barroso, especialista de EMBRAPA (Empresa Brasileña de Pesquisa Agropecuaria) en el área vegetal y representante del Ministerio da Ciencia y Tecnología, votó a favor del algodón transgénico alegando haber tomado en cuenta "estudios independientes además de los presentados por la empresa". Curiosamente, ignoró en su investigación uno de los estudios más significativos, de la Autoridad Europea en Seguridad Alimentaria (European Food Safety Authority), que aporta numerosas evidencias científicas sobre los riesgos para la salud humana y el medio ambiente relacionados con el uso de herbicidas a base de glufosinato.

La Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (ANVISA), órgano ligado al Ministerio da Salud, ya alertó sobre los peligros del glufosinato para la salud humana cuando la CTNBio aprobó el maíz transgénico de Bayer, que usa el mismo principio activo del algodón ahora liberado. Según la Agencia, el herbicida no es seguro para las embarazadas, lactantes y bebés recién nacidos. Tanto el maíz como el algodón de Bayer son resistentes al glufosinato. El riesgo de un gran aumento del uso de ese herbicida es el surgimiento de hierbas dañinas resistentes, además del aumento de residuos de veneno en la comida. El aceite de algodón es usado en diversos productos industrializados.

(Información enviada por Jaime Weber, de CAPA/RAP-AL Brasil)
Noticia Fuente: Mauro Zanatta, de Brasilia. Valor Econômico, 22/08/2008/ Greenpeace Brasil, Notícias, 21 de Agosto de 2008