Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Argentina: Los plaguicidas endosulfán y clorpirifós causan la muerte a más de un centenar de aves chajás en La Picasa

(07/04/2012)

La Secretaría de Medio Ambiente difundió los resultados de los análisis. Los plaguicidas hallados están permitidos, pero hay severas restricciones en cuanto a su aplicación y uso por ser altamente peligrosos. El Ministerio de Aguas, Servicios Públicos y Medio Ambiente, a través de la Secretaría de Medio Ambiente, hizo público el resultado de los análisis realizados en los ejemplares de las aves chajá muertas en febrero pasado, en la laguna La Picasa, departamento General López.

En este sentido, el subsecretario de Recursos Naturales, Ricardo Biasatti, anunció que “mientras los estudios histopatológicos muestran tejidos con irritación que es compatible con una intoxicación aguda”, los estudios toxicológicos del contenido del tracto digestivo de las aves analizadas “evidencian la presencia de dos insecticidas: endosulfán y clorpirifós”.

El funcionario dijo que la aplicación de esos insecticidas “están permitidos, pero hay severas restricciones en cuanto al modo de aplicación y uso”.

“Estos resultados continuó diciendo serán incorporados a la brevedad a la denuncia efectuada ante el juzgado de Rufino con el fin de que se consideren en el procedimiento respectivo” y recordó que “en la Secretaría de Medio Ambiente se continúan con las actuaciones administrativas que corresponden”.

En forma paralela, la cartera provincial ambiental efectuó la denuncia en el juzgado correspondiente, en la localidad de Rufino.
El sentido de dar intervención a la justicia fue para que se evalúe la pertinencia de encuadrar lo sucedido desde el punto de vista legal y, eventualmente, aplicar la legislación vigente y las respectivas sanciones a quien corresponda.

Acciones

Ante la aparición de ejemplares de Chajás muertos en laguna La Picasa, la Secretaría de Medio Ambiente de la provincia, efectuó una inspección en el lugar el mismo día en que se recibió la denuncia.

El organismo, en esa oportunidad, pudo constatar el hallazgo de más de un centenar de ejemplares de esa especie muertos o moribundos, distribuidos en las proximidades del borde del espejo de agua.

A continuación, se recogieron ejemplares y se destinaron a las dependencias de la Secretaría de Medio Ambiente, cuyo cuerpo de profesionales efectuó la necropsia.

“La autopsia (de la especie encontrada) permitió detectar signos de afectación de la parte alta del aparato digestivo, compatibles con un posible cuadro de intoxicación”, expresó Biasatti.

“Por esta razón continuó las muestras fueron derivadas a laboratorios especializados, a los fines de efectuar estudios histopatológicos y toxicológicos”.

El funcionario acotó que “al mismo tiempo, personal de Medio Ambiente regresó al lugar del hecho y a su zona de influencia” con el fin “de evaluar la relación con la eventual aplicación de biocidas puesto que presumiblemente se estimó que pudieran estar vinculados a la mencionada mortandad”.

En ese plano, Biasatti explicó que “se indagó acerca de acopios, circuitos de comercialización, aplicaciones, aplicadores, etc., relacionados a la fecha en que se produjo la muerte de las aves”.

Dado que este aspecto del problema se encuentra directamente vinculado con las prácticas productivas en los campos aledaños, la Secretaría de Medio Ambiente dio aviso al Ministerio de la Producción para que intervenga y establezca los circuitos que pudieran involucrar el uso de productos químicos; y de esta manera, contribuir a la identificación de los responsables del hecho.

Fuente:

Nota: El chajá (Chauna torquata) es una especie de ave zancuda del orden anseriforme de la familia Anhimidae que habita en buena parte del sur y centro de Sudamérica.
Habita en lugares húmedos, pantanosos o en las orillas de ríos o arroyos. Entra al agua, pero no sabe nadar. Sólo se los caza en pareja, pues si así no se hiciera, el animalito moriría al ser separado de su compañero (a). Es tal el cariño que se profesan entre sí los que forman cada pareja, que si uno se enferma, el otro no se aparta de su lado y trata de auxiliarlo en todo momento con mucho cariño. Si llega a morir, no es extraño que al poco tiempo muera el otro también. Construyen el nido ayudándose los dos, y cuando llega el momento de empollar, lo hacen también los dos alternativamente. Una vez nacidos los polluelos, ambos se encargan de ellos: la hembra los cuida y el macho les proporciona alimento y los defiende. Es un ave vigilante, y a la menor señal de peligro, levanta el vuelo y grita: "Chajá!" o "Yahá". De este grito se ha tomado su nombre.
Fuente: El Litoral.com Edición Online | 05-04-2012 | 11:14

http://www.redargentina.com/leyendas/elchaja.asp
Noticia Fuente: http://www.ellitoral.com/index.php/id_um/74297-se-detecto-presencia-de-insecticidas-en-los-chajas-muertos-en-la-picasa