Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

3 de Diciembre: Día Internacional por el NO Uso de Plaguicidas

(06/12/2010)

Este día se conmemora en la mayor parte de los países de nuestra región y del mundo para hacer un llamado de atención, especialmente a las autoridades, sobre los graves problemas sanitarios y ambientales que genera el uso de agrotóxicos a nivel global.

Esta fecha fue establecida por las 400 organizaciones miembros de la Red de Acción en Plaguicidas, PAN Internacional (Pesticide Action Network) en memoria de más de 30.000 personas fallecidas en Bophal, India, debido al escape de 27 toneladas del gas tóxico metil isocianato, utilizado por la transnacional agroquímica Union Carbide para fabricar plaguicidas. Esta catástrofe ocurrida el 3 de diciembre de 1984, hace 25 años, estremeció al mundo.

Lamentablemente se han producido muchos otros accidentes graves desde que se impuso un modelo de producción agrícola basada en monocultivos y con un uso intensivo de agrotóxicos. Esto ha contaminado el aire, los suelos, las aguas y los alimentos causando profundos desequilibrios en los ecosistemas, graves impactos en la biodiversidad, deforestación y pérdida de la fertilidad de los suelos.

El mayor costo social son las muertes y las intoxicaciones agudas y crónicas que afectan a trabajadores/as agrícolas y a la población expuesta a plaguicidas, como también a quienes consumimos, sin saberlo, alimentos con residuos de agrotóxicos. Según World Health Organization (WHO), cada año se producen en el mundo tres millones de intoxicaciones severas y a consecuencia de ellas fallece un mínimo de 300.000 personas. El 99% de estas muertes ocurre en los países del Sur.

En América Latina el uso de plaguicidas ha intoxicado a millones de personas y ha cobrado miles de víctimas, muchos de ellos niños. Sin embargo, nadie ha asumido la responsabilidad por estos crímenes que permanecen impunes. Sólo en Brasil hay más de un millón y medio de trabajadores rurales intoxicados crónicos por plaguicidas. Este país se ha convertido en el mayor consumidor de agrotóxicos en el mundo, con cifras en ventas que el año 2009 llegaron a 789.974 toneladas por un monto de 6,8 millones de dólares (SINDAG, 2010).

Por eso, cada 3 de Diciembre RAP-AL convoca a más personas y organizaciones en cada uno de nuestros países a unirse a esta lucha por la eliminación del uso de plaguicidas y por su reemplazo por alternativas agroecológicas, plenamente compatibles con la preservación de la vida en el planeta.

Actividades de conmemoración en Argentina

Argentina: Recordando y reflexionando sobre el 3 de diciembre el Día del no Uso de Plaguicidas. 3º Jornada sobre agroecología en la Facultad de Agronomía FAUBA. “Impacto de las pulverizaciones con plaguicidas y alternativas agroecológicas”

Organizan: Cátedra de Extensión y Sociología Rurales FAUBA
Centro de Estudios sobre Tecnologías Apropiadas de la Argentina CETAAR
Red de Acción en Paguicidas y sus Aternativas de América Latina RAP-AL

Martes 7 de diciembre de 2010, Pabellón Wernicke, Aula Cárcamo, Facultad de Agronomía UBA, Av. San Martín y Nogoyá. Cap. Fed., Argentina
Informes y contactos
Javier Souza Casadinho O11 15 3617 1782
Exposiciones, talleres, feria de intercambio de semillas
Agenda:
09.00 hs. Inscripción
9,30 hs palabras de apertura
9,45 hs. Mesa sobre agroecología.
Alternativas agroecológicas, Mercados locales y sistemas participativos de gestión
Alicia y Daniel Familias productoras de Cañuelas. Mesa de productores familiares de la provincia de Buenos Aires.
Javier Souza Casadinho docente e investigador FAUBA – RAPAL
Preguntas
11.30 Las problemáticas ambientales en Latinoamérica
Camilo Lagos.
Vicepresidente del Partido Progresista de Chile.
Responsable de Minería y Recursos Naturales del Partido. Trabaja en la Secretaría de Minería de Chile.
Jaime Giménez.
Miembro de Paraguay del Consejo Directivo de la Entidad Binacional Vacaretá.
René Villasboa.
Jefe de Bancada del Partido Popular Tekojoja - Asesor de la Vicepresidencia del Senado de Paraguay.
Guillermo Gonsalves.
Centro Artiguista por los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CADESyC) de Uruguay.
Responsable de Recursos Naturales del CADE
13.15 hs almuerzo libre
14.00 hs feria de intercambio de semillas, exposición de productos agroecológicos
15, 30 Hs. mesas de debate y discusión
1- Registro y categorización de plaguicidas
Claudio Lowy Ingeniero forestal, máster en Desarrollo Humano Sostenible, promotor del cambio de metodología en la clasificación de los agroquímicos, integrante de la Comisión Asesora Ambiente y Sociedad de la APDH.
Silvia Ferreira especialista en problemáticas ambientales. Asesora diputada Cecilia Mechan
Javier Souza Casadinho ingeniero agrónomo. Magister en Metodología de la Investigación. Miembro de CETAAR coordinador regional RAPAL Impulsor de la ley sobre Clasificación y categorización de agrotóxicos
2- Utilización de plaguicidas y Alternativas agroecológicas
Andrea Girardini Miembro de la ONG Semillas al viento. impulsora de la propuesta agroecológica
Miguel Giannnatassio Miembro de CETAAR. Impulsor de la propuesta agroecológica
Pablo Montilla – Rodrigo Burrieza. Estudiantes de grado Facultad de Agronomía UBA. . Tesistas sobre problemáticas en el uso de plaguicidas


Actividades de conmemoración en Paraguay

La Coordinadora Nacional de Organizaciones de Mujeres Trabajadoras Rurales e Indígenas (CONAMURI) conmemora el Día Internacional por el NO Uso de Plaguicidas con la participación de RAP-Paraguay, el viernes 3 de diciembre de 2010. Se llevará a cabo una Feria de Comidas a base de maíz y un conversatorio sobre los riesgos de desaparición del maíz a causa de los cultivos transgénicos. El maíz es el principal sustento de la alimentación en los hogares paraguayos, pero hoy está en riesgo de desaparecer a causa del avance de los cultivos transgénicos que pretenden apropiarse de la soberanía alimentaria de nuestros pueblos. Esta actividad se realizará partir de las 9 horas en la Plaza de los Héroes, detrás del Panteón Nacional de Asunción. En el panel se conversará sobre cómo afectan los agrotóxicos a las comunidades campesinas e indígenas en el territorio nacional.

Por su parte, Alter Vida/RAP-Paraguay, en articulación con la OPS y el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social, programó una reunión entre instituciones y representantes de organizaciones con el objetivo de socializar trabajos que se llevan a cabo y exponer situaciones actuales que requieren de una atención prioritaria. La reunión se efectuará el 3 de diciembre, de 14 a 17 horas, en el Salón de Conferencias del Hotel Presidente. En esta oportunidad se hará la presentación del “Perfil Nacional de Plaguicidas en Paraguay”, informe elaborado para la Dirección General de Salud Ambiental (DIGESA) del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social con el apoyo de la Organización Panamericana de la Salud OPS/OMS. También habrá exposiciones sobre “Plaguicidas Obsoletos. Situación en el Paraguay” y “Decreto Reglamentario 3747/09 de la Ley Control de Productos Fitosanitarios de Uso Agrícola”.

En un comunicado público, Alter Vida/RAP-Paraguay señaló que en ese país la situación es tan preocupante como en cualquiera de los países en vías de desarrollo. “La utilización masiva de productos altamente tóxicos y muchos de ellos persistentes en alimentos de consumo en fresco, es un riesgo permanente para los consumidores. Igualmente en rubros extensivos para exportación donde la carga química y las superficies son mucho mayores, el impacto es muy grande en los ecosistemas y comunidades campesinas; éstas permanentemente denuncian casos acompañados por las autoridades locales. En el año 2010 la Red de Acción en Plaguicidas y sus alternativas para América Latina (RAP-AL), en recordación a esta fecha plantea la reflexión y título de la campaña ‘¿Sabemos lo que estamos comiendo?’. Esto, aludiendo a que la problemática de los plaguicidas y organismos genéticamente modificados no es un problema solamente rural, pues el destinatario de la producción de alimentos de los países es principalmente urbano”.

Para Alter Vida/ RAP-Paraguay, “el origen principal del problema es la falta de cumplimiento de las normas vigentes; las mismas advierten sobre las distancias mínimas de la franja de seguridad para proteger a las comunidades (escuelas, casas, centros de salud, etc.) de las pulverizaciones. Asimismo, la colocación de barreras vivas que en alguna manera contengan la deriva de los químicos aplicados a los cultivos extensivos. La pulverización aérea es otra actividad que está regulada, pero no se cumplen las indicaciones técnicas. En temporadas de pulverización de cultivos extensivos se constatan todas las faltas que se cometen y atentan contra la vida y hábitat de las comunidades rurales e indígenas”.

Más informaciones:Alter Vida, comercial@altervida.org.py
www.altervida.org.py

En Chile

La Alianza por una Mejor Calidad de Vida/ RAP-Chile, integrada por la Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas (ANAMURI), Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales (OLCA) y Corporación de Investigación en Agricultura Alternativa (CIAL), difundieron una declaración pública donde se exige que se prohíban en el país los plaguicidas 1a y 1b, y se cancele el registro del endosulfán. En sus partes sustanciales, la declaración señala:

“El 3 de diciembre conmemoramos el Día Internacional por el NO Uso de
Plaguicidas para hacer un llamado de atención, especialmente a las autoridades de Agricultura, Salud y Trabajo, sobre los graves problemas sanitarios y ambientales generados por el uso de agrotóxicos a nivel nacional y global. En Chile, al mes de septiembre de 2010 hay 379 notificaciones de intoxicaciones agudas por plaguicidas, 39 casos más que el año pasado a la misma fecha. Pero la cifra real es muy superior, porque se estima que sólo se notifica 1 de cada 4 casos. Las mujeres temporeras son las más afectadas, representando un 72% de las intoxicaciones masivas (brotes) registradas en este período. Un 67,3% de las intoxicaciones ocurren en las faenas agrícolas, y un 17,2% son intentos de suicidio o de homicidio. A septiembre de este año, las muertes notificadas son seis, correspondiendo a cuatro suicidios, una muerte de origen laboral y un homicidio (REVEP/MINSAL 2010).

"Por otra parte, la estadística oficial nada dice sobre los negativos impactos de las fumigaciones aéreas realizadas sobre comunidades vecinas a faenas agrícolas, un problema que se ha agudizado en los últimos años. Como consecuencia de ello, ha aumentado el número de comunidades organizadas para exigir el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación por plaguicidas. Pese al uso indiscriminado y creciente de plaguicidas, diez años demoró la tramitación de la normativa sobre fumigaciones aéreas. Ahora queda pendiente la regulación sobre aplicaciones terrestres, ambas antiguas demandas de RAP-Chile.

"Es relevante destacar que un 23% de los casos de intoxicación ocurridos en Chile fueron causados por plaguicidas de las categorías extremada y altamente peligrosos (1a y 1b), cuyo uso está permitido. En el Senado se encuentra en primer trámite constitucional un proyecto de ley para prohibir este tipo de agrotóxicos. Una iniciativa similar fue boicoteada el año 2009 por parlamentarios con intereses ligados a la industria agroquímica.

"El mayor costo social son las muertes y las intoxicaciones agudas y crónicas que afectan a trabajadores/as agrícolas y a la población expuesta a plaguicidas, como también a quienes consumimos, sin saberlo, alimentos con residuos de agrotóxicos dañinos para la salud. Esto quedó en evidencia este año, mediante análisis de laboratorio que detectaron residuos de metamidofós (espinaca) y carbendazim (lechuga) sobrepasando la norma chilena, europea y de Estados Unidos (EPA).

"En Chile se venden sin restricciones y se usan plaguicidas altamente peligrosos, con efectos cancerígenos, causantes de malformaciones congénitas (detectadas por estudios en la Región de O'Higgins) y alteradores de los sistemas nervioso, reproductivo e inmunológico.

"En 2009 se importaron sobre 30.813 toneladas de agrotóxicos, con un valor de US$ 212.392. A octubre de 2010, se importaron 28.135 toneladas de plaguicidas, con un valor de US$ 200.148 (ODEPA 2010).

Por un Chile libre de plaguicidas y transgénicos y por una alimentación sana, apoyamos la agricultura orgánica y/o agroecológica.

Exigimos que se prohíba el uso de los plaguicidas altamente peligrosos por su efecto agudo y/o crónico, y que el gobierno ponga urgencia y apoye el proyecto de prohibición de los plaguicidas 1a y 1b velando efectivamente por la seguridad de
los trabajadores agrícolas. Para todos estos agrotóxicos existen alternativas químicas menos dañinas, como recomienda FAO, y pueden ser reemplazados por métodos agroecológicos de control de plagas y enfermedades.

También demandamos se cancele el registro del endosulfán, insecticida organoclorado contaminante orgánico persistente, extremadamente dañino para la salud. Por estas razones, ya ha sido prohibido en 72 países”.
Más informaciones:
Alianza por una Mejor Calidad de Vida (RAP-Chile)
secretaria@rapal.cl; aplagui@rdc.cl
www.rap-chile.com

En la ciudad de Chillán, el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias (INIA) Quilamapu conmemoró el “Día Internacional por el No Uso de Plaguicidas” con una actividad de sensibilización e información realizada el viernes 3 de diciembre en la carpa de esta institución (Vicente Méndez 515), de 9 a 12 horas.

A la jornada se invitó a escolares de 5 a 10 años de los colegios que quisieran asistir. Alumnos de educación básica y pre básica del Colegio Concepción y Escuela de Oro Verde participaron de las diversas muestras preparadas para sensibilizar a los más pequeños acerca del cuidado del medio ambiente y el respeto por los diversos organismos que viven en la naturaleza y que se ven afectados por el uso de plaguicidas en la agricultura actual.

Algunos temas tratados fueron agricultura orgánica y control biológico, con exposiciones y talleres. A través de una variada muestra de abejas e insectos de todos los colores y tamaños, los profesionales del Centro Tecnológico de Control Biológico del INIA enseñaron a los niños acerca de la diversidad natural que nos rodea. Los propios alumnos de la escuela de Oro Verde, quienes acaban de ganar dos proyectos de ecología financiados por Explora, fueron los encargados de conversar con sus pares acerca de este problema. En tanto, la agrónoma Sigrid Vargas, experta en agricultura orgánica, estuvo a cargo de introducir a los niños en la técnica para preparar compost, una actividad que tuvo muy buena acogida entre los pequeños.

Por su parte, la especialista en permacultura Fabiola Salazar, de la comunidad Ruka Trunkai (www.permaculturachillan.cl), utilizó lombrices en una interesante charla sobre la vida bajo la tierra, con el fin de llevar a los niños a reflexionar acerca de la interacción entre todos los seres que compartimos el planeta.

El INIA realiza investigación aplicada en áreas como Control Biológico y Agricultura Orgánica, tendientes a eliminar o disminuir el uso indiscriminado de plaguicidas usados en la agricultura convencional. El fin último es garantizar los beneficios de la naturaleza para las presentes y futuras generaciones. (Fuente: Ecoticias.com / red / agencias, 04/12/2010; La discusion.cl)

Uruguay

El 3 de diciembre, a las 18 horas, se realizó un debate sobre el Día Internacional por el No Uso de Plaguicidas, su impacto en el ambiente y los riesgos para los trabajadores. Con el título “Los trabajadores y los agrotóxicos”, esta jornada de información y debate se realizó en el Teatro Macció de San José (18 de Julio 709) y fue organizada por Rel-UITA, PIT-CNT (Secretaría de Salud y Seguridad); ULTRASURPA, RAP-Uruguay y Grupo Guayubira.

En una declaración, RAP- Uruguay describe la situación en que se encuentra el país: “En los últimos años ha habido un aumento considerable en el uso de los agrotóxicos e incluso han aparecido a la venta sustancias que en nuestro país casi no se usaban como es el caso del endosulfán, insecticida catalogado como altamente tóxico. Su aparición en el mercado se debe básicamente a los cultivos transgénicos acompañado con otros agrotóxicos, como es el glifosato, mancozeb, cipermetrina, paration metil, 2,4D, atrazina y la lista es larga.

El mercado de los agrotóxicos en Uruguay sigue creciendo. En el 2003 se importaron casi U$ 9 millones de fungicidas, incrementando su uso entre 3 y 5 veces en los últimos 5 años, encabezando la lista el mancozeb, altamente tóxico y cancerígeno. En relación a los insecticidas se importaron casi U$ 7 millones entre los que se encuentran el endosulfan, cipermetrina, paration metil y clorpirifos etil. En herbicidas se importaron U$ 27 millones encabezando la lista el glifosato, cuyo uso se triplicó en los últimos 5 años.

En nuestro país el uso masivo de los agrotóxicos seguirá en aumento si se continúa apoyando un modelo productivo basado en grandes monocultivos tanto forestales como agrícolas, transgénicos y/o convencionales.

En el Día Mundial del No Uso de Plaguicidas llamamos al gobierno a prohibir el registro y uso de plaguicidas altamente peligrosos tanto para la salud humana como para el ambiente.
Apoyar la Agricultura Agroecológica es la alternativa para lograr un ambiente limpio y una alimentación sana para todos
”.


Venezuela

En el marco del Día Mundial del No Uso de Plaguicidas se recordó lo sucedido en Villa de Cura con la exhibición del documental “La máquina de la muerte envenena a Villa de Cura”.

El 14 de junio de 2010, aproximadamente a las 9 horas, ocurrió la explosión de un reactor de procesamiento de agroquímicos en las instalaciones de la planta de SEFLOARCA de la población de Villa de Cura. El plaguicida se fugó de su contenedor y contaminó a todo el pueblo. El compuesto químico derramado se conoce con el nombre comercial “Rayo” y se compone de metamidofós al 60%, propilenglicol 5%, nonifenol al 5% y 30 % de agua de concentración. Este producto se encuentra prohibido para la formulación y comercialización desde abril del presente año por instituciones públicas científicas, de salud y el Ministerio para el Poder Popular para la Agricultura y Tierras (MPPAT).

Pasados los tres meses desde que ocurrió el hecho, seguían apareciendo casos de personas afectadas por este químico que anhelan respuestas por parte de la empresa y las autoridades.

Desde el Comité de Victimas de SEFLOARCA que nació el día 19 de junio, los afectados comenzaron a levantar un censo que permitiera tener una cifra real sobre las victimas de este accidente. También se encargan de recopilar documentos y materiales, así como de realizar actividades que apunten hacia la difusión del hecho, ya que aún existen personas que no conocen la realidad sobre la producción de agroquímicos y se encuentran sometidas a una campaña de desinformación promovida por la empresa.

Además, este Comité exige:

1. “Que la empresa asuma su responsabilidad penal y civil ante la situación por ella generada;

2. “El cierre de la empresa. Esta empresa no puede seguir fabricando venenos.

3. “Que sean estudiadas las políticas públicas de fortalecimiento y desarrollo del modelo productivo agrícola en el país. Si esta empresa existe es porque existe un modelo productivo que requiere de estos productos, y desde la óptica socialista el Estado no debe seguir promoviéndolo”.

Miguel Ortíz, coordinador de la televisora comunitaria Zamora TV y miembro del Comité de Victimas de SEFLOARCA hizo algunas reflexiones respecto del tema: “¿Cuántos litros de agroquímicos entran al país?... Miles y miles de litros, los cuales son regados en nuestros suelos y ríos, se van a los alimentos y la gente consume alimentos contaminados. Nosotros le planteamos esta situación a la empresa y ellos (SEFLOARCA) dijeron que no se pueden producir alimentos a gran escala si no se usan agroquímicos. ¿Vamos a preguntarnos por qué hay tanta hambre en el mundo?, ¿Por qué el capitalismo no ha resuelto el problema del hambre? La propuesta es dirigir nuestro modelo agrícola hacia formas de producción alternativas y en armonía con nuestra madre tierra. Hacemos un llamado a la necesidad de un nuevo modelo productivo socialista que sea más sano. Tenemos la agroecología, por ejemplo, tenemos también la alternativa de volver al conuco, a la diversificación de la producción que tenían nuestros abuelos. Esta es la lucha que estamos planteando aquí, desde Villa de Cura”.

En tanto, el Movimiento Campesino Jirajara también conmemoró el Día por el No Uso de Plaguicidas 2010 haciendo un llamado a la conciencia de los venezolanos sobre este problema. El Comando Regional Agrícola Unificado Socialista (CRAUS) del estado Yaracuy y los movimientos populares agroecológicos rechazaron el uso de los agrotóxicos y declarando su compromiso con el nuevo modelo socialista agroecológico decidieron salir a las calles de Yaracuy para dar a conocer públicamente esta situación.

Los colectivos se apostaron a las puertas de la empresa Agropatria con pancartas y consignas y expresaron su posición en pos de la salud agrícola integral y de la emancipación definitiva del sistema alimentario venezolano.

Honduras

Organizaciones ambientales, como Educación Comunitaria para la Salud (EDUCSA) y RAP-Honduras, realizaron diversas actividades en el Día Internacional por el No Uso de Plaguicidas en el Parque Central de Tegucigalpa. Allí montaron paneles con información para crear conciencia en la población sobre los riesgos asociados al uso de plaguicidas.

El coordinador nacional de RAP-Honduras, Marco Tulio Madrid, declaró que este país es uno de los que más reporta muertes por consumo de plaguicidas en la región y que no se cumple con las normativas internacionales para el uso de estos venenos. “Uno de los problemas que hay en Honduras es que no existe control de los plaguicidas a nivel de los mercados y a nivel de la producción, y por ende proliferan las enfermedades cancerígenas y la muertes por intoxicación”, expresó Madrid.

El ambientalista indicó que desde el 2008 hasta la fecha “nosotros hemos registrado más de 250 personas que se han suicidado, pero no tenemos registro de los que se contaminan accidentalmente porque las autoridades de Salud Pública no llevan esas estadísticas”.

Se detalla que los problemas de salud que sufre la población cada vez son más severos, principalmente en el sector de Intibucá y Choluteca donde son frecuentes las enfermedades cancerígenas e insuficiencia renal, porque en esos sectores se ubica la industria melonera.

Asimismo, en el departamento de Yoro los niños nacen con hidrocefalia por la mala aplicación de los insecticidas en las bananeras. En este sector se fumiga por vía aérea, afectando a la población. Además, de esa forma se ha contaminado el 60 por ciento de los ríos del país.

Otro de los problemas es que los plaguicidas también son utilizados para los suicidios, ya que la distribución y venta de agrotóxicos no están reguladas. Honduras es uno de los países de la región latinoamericana donde se reportan más muertes provocadas por esta causa. Madrid dijo que uno de los productos más usados para quitarse la vida de forma directa es el fosfuro de aluminio con el que se produce la famosa pastilla para curar frijoles.

Marco Tulio Madrid señaló que Honduras debe comenzar a cumplir con los compromisos de regulación internacional en el caso de los productos de alta peligrosidad tóxica. Aclaró que no sólo hay que retirarlos de los mercados, sino que es preciso prohibir que se utilicen de forma libre y sin control.
(Fuente: La Tribuna, 4 de diciembre de 2010).

Bolivia

El 3 de diciembre el Centro de Estudios e Investigación en Impactos Socio Ambientales (CEIISA)/ RAP-Bolivia presentó en una feria educativa realizada en Cochabamba diversas alternativas sostenibles para reducir el uso masivo e indiscriminado de plaguicidas. Estas alternativas se insertan en el concepto de agricultura ecológica.

“Los plaguicidas son químicos tóxicos que los agricultores emplean para controlar y matar a las plagas que amenazan con destruir sus producciones. Sin embargo, los daños que causan en la salud y en el medio ambiente pueden ser irreparables”, dijo Janet Fuentes, coordinadora técnica del centro.

“Todos los días estamos expuestos a residuos de plaguicidas y semillas transgénicas, al momento de ingerir los alimentos, que pueden ocasionarnos desde dolores de cabeza hasta la misma muerte”, enfatizó Fuentes.

“CEIISA propone combatir las plagas a través de extractos naturales que demandan menos consumo de agua y energía, y no requieren de agroquímicos, como lo hacían nuestros antepasados”, dijo Telma Caballero, comunicadora social del centro. (Fuente: Los Tiempos, Cochabamba, 4 de diciembre 2010).

En la ciudad de Oruro, el representante de la Unidad de Educación y Comunicación del Centro de Ecología y Pueblos Andinos (CEPA), Germán Condarco Quispe dijo que los plaguicidas empleados a nivel global también generan la grave crisis ambiental que se vive actualmente y es ante este hecho que se declaró el 3 de diciembre “Día Mundial del No Uso de Plaguicidas”.

Además, informó que en el Departamento, el uso de productos agroquímicos es evidente y generalizado con el único objetivo de incrementar la producción agropecuaria.

Señaló que los productos agroquímicos vienen con distintos nombres comerciales, pero se desconoce si su composición química pertenece al grupo de organofosforados, florados o drinas que están prohibidos a nivel internacional por su persistencia en el ambiente o por su lenta degradación. “Lamentablemente, por su desinformación, los productores hacen uso indiscriminado de productos dañinos a la salud humana para controlar enfermedades parasitarias como la sarna, garrapata y piojo de los animales domésticos, llama, oveja, vaca y otros”, manifestó Condarco.

Afirmó que las consecuencias ambientales y en la salud humana son innegables. Según la información de centros de investigaciones, las pesticidas pueden provocar tumores malignos, cáncer; malformaciones del feto en mujeres embarazadas, mutación de genes, contaminación de aguas subterráneas y suelos, reducción de la fertilidad del suelo, eliminación de flora y fauna benéfica, incremento de plagas, en cantidad y en especies, y el incremento en el costo de producción que afecta negativamente a la economía.

“Por su importancia, todos, tanto los trabajadores del campo, como los consumidores, estamos llamados a defender nuestra Madre Tierra, exigiendo una agricultura sin contaminación, cuidando la diversidad biológica y cultural, la seguridad y soberanía alimentaria y el futuro de nuestros hijos”, recomendó el ambientalista.
(Fuente: La Patria, 4 diciembre 2010, Oruro).

México

En su Boletín Nº 4 de diciembre de 2010, la Red de Acción sobre Plaguicidas y Alternativas en México, conmemoró el Día Internacional del No Uso de Plaguicidas. En su declaración destacó que el 2010 esta fecha coincidió con las negociaciones de la 16ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, en Cancún, del 29 de noviembre al 10 de diciembre. “Esto nos motiva a reflexionar que transitar a una economía con bajo impacto en la generación de gases de efecto invernadero pasa por salir de la dependencia del uso de plaguicidas químicos derivados del petróleo y el cambio de la agricultura industrial globalizada que descansa en costos energéticos altos, uso de fertilizantes químicos, gastos en transporte, refrigeración y distribución de alimentos, y concentración de animales en las fábricas de carne, además de cambio de uso del suelo. En su conjunto, este modelo agrícola tiene un impacto en la generación global de gases de efecto invernadero causantes del cambio climático de hasta un 34 % (Ver Revista Biodiversidad num. 63 oct. 209 p.17). En México contrasta el discurso verde del Pdte. Calderón ante la COP16 cuando en lo interno se continúa con un modelo económico energético y agroalimentario neoliberal que favorece el calentamiento del planeta, además de la pobreza rural y la dependencia alimentaria, como lo han señalado diversas organizaciones campesinas y ambientalistas”.