Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Chile: Piden al ministro del Trabajo que apoye urgencia a moción legislativa que prohíbe plaguicidas 1a y 1b

(26/11/2007)


Santiago, Chile, 26 de noviembre de 2007. En el contexto de la conmemoración del Día Internacional por el No Uso de Plaguicidas, el próximo 3 de diciembre, el ministro del Trabajo, Osvaldo Andrade, fue convocado a apoyar la moción legislativa (Boletín Nº 4877-01) que propone prohibir los plaguicidas 1a y 1b. En una reunión efectuada hoy en el Ministerio, le hicieron esta petición María Elena Rozas (RAP-AL), Alicia Muñoz (ANAMURI) y Lucio Cuenca (OLCA), junto con el diputado Marco Enríquez-Ominami, quien presentó la moción que se encuentra en segundo trámite legislativo en el Congreso Nacional. Para que esta iniciativa no quede inmovilizada por años, como ocurre con otros proyectos de ley, se requiere que el Ejecutivo le asigne urgencia. El ministro Andrade se comprometió a respaldar esa gestión, como también a contribuir para dar visibilidad pública al problema de los plaguicidas y a las normas ya existentes.

Al mismo tiempo, señaló que se encargará de organizar un encuentro en la Dirección del Trabajo con los representantes ya citados de RAP-AL y de la Alianza por una Mejor Calidad de Vida, coordinación integrada por ANAMURI (Asociación Nacional de Mujeres Rurales e Indígenas), OLCA (Observatorio Latinoamericano de Conflictos Ambientales) y CIAL (Corporación de Investigación en Agricultura Alternativa). El objetivo de esa reunión será revisar las normas laborales sobre el uso de plaguicidas que no se están cumpliendo y entregar fundamentos sobre los efectos de los agrotóxicos en la salud de los trabajadores y de quienes están expuestos a estos venenos.

En la cita con el ministro, el diputado Marco Enríquez-Ominami hizo hincapié en la existencia de productos químicos menos dañinos y alternativas biológicas a los plaguicidas 1a y 1b, que son los que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha clasificado como extremadamente y altamente peligrosos. Argumentó que debido a sus comprobados efectos negativos, varios de estos agrotóxicos están siendo prohibidos en la Unión Europea. Sugirió que con motivo de iniciarse la nueva temporada agrícola en Chile, que es cuando más se aplican plaguicidas, podrían coordinarse diversos ministerios relacionados con este tema (Trabajo, Salud, Agricultura, Transportes, etc.) para acelerar el debate del proyecto en el Congreso y para advertir a la población, mediante instructivos, sobre los riesgos de la exposición a agrotóxicos.

Argumentos de peso

A continuación, María Elena Rozas, experta en el tema, entregó al ministro del Trabajo abundante documentación que fundamenta la necesidad de ir eliminando el uso de plaguicidas, comenzando por los más dañinos. En Chile, el auge del modelo agroexportador y los tratados de libre comercio, que permiten la importación con arancel cero, han incentivado un mayor uso de agrotóxicos. Las cifras son elocuentes. En el periodo enero-noviembre de 2006 las exportaciones forestales llegaron a US$ 3.161 millones, cifra 10,4% superior a la registrada en igual período de 2005. Asimismo, las exportaciones de fruta fresca aumentaron de 224,1 millones de cajas el 2005 a 230,8 millones de cajas el 2006. El dinamismo de estos sectores, donde se utiliza el 70% del total de los plaguicidas que ingresan al país, va unido a un incremento sostenido de las importaciones de agrotóxicos. En las dos últimas décadas la importación de plaguicidas aumentó en 469,63%. El 2005 se importaron 26.191 toneladas. Y hubo 19 muertos y 785 intoxicados. Sólo de enero a septiembre de 2007 se han notificado 9 muertes y 417 intoxicaciones agudas.

“En el país no se respetan normativas internacionales y nacionales sobre la aplicación de plaguicidas, como los períodos de reentrada y de carencia -afirmó María Elena Rozas-. Los trabajadores agrícolas, que son los más expuestos a los riesgos, están indefensos. No pueden denunciar a sus empleadores, porque son despedidos y pasan a las listas negras”. Agregó que ante esta situación es inconcebible que el Ministerio de Agricultura llame a convertir a Chile en “potencia agroalimentaria”. “Primero hay que preocuparse de que los chilenos nos alimentemos bien”, señaló.

Por su parte, Alicia Muñoz informó de la dramática situación que están viviendo 400 familias del sector de San Pedro, área rural de la Región Metropolitana. La empresa Agrosuper fumiga constantemente sus cultivos sin respetar ningún límite, contaminando el agua y transgrediendo la normativa vigente. En la zona abundan los niños que han nacido con malformaciones graves. “Los gobiernos de la Concertación no pueden seguir permitiendo que ocurran este tipo de cosas”, argumentó con firmeza.
Noticia Fuente: RAP-AL