Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

Brasil: Asesinato de campesino involucra a Syngenta

(10/11/2007)

Asesinato de campesino involucra a Syngenta

Por Fabiana Frayssinet, de IPS

Rio de Janeiro, 01/11/2007 – El ataque de hombres armados contra un grupo de campesinos que ocupaban un campo experimental de Syngenta involucra a esta empresa agroindustrial europea en un nuevo capítulo de la lucha de los movimientos rurales contra lo que ellos llaman “el latifundio asociado a la agroindustria multinacional”. El crimen ocurrió el 21 de octubre, cuando 200 activistas del Movimiento de los Trabajadores Rurales Sin Tierra (MST) y de la organización internacional Vía Campesina ocuparon, por segunda vez, el campo experimental de Syngenta, en Santa Tereza do Oeste, en el municipio de Cascabel, estado de Paraná.

“Llovía mucho y 10 trabajadores se guarecieron en una garita cercana a la entrada de la hacienda, para protegerse de la lluvia”, relató a IPS Roberto Baggio, de la Coordinación Nacional del MST y de Vía Campesina. Alrededor de las 13 horas, aproximadamente unos 40 hombres “portando armamento de grueso calibre y a plena luz del día realizaron un ataque sorpresa, disparando contra la garita”, agregó. Los hombres “hicieron fuego constantemente en dirección de la garita, en una clara tentativa de matar a los lideres de Vía Campesina del MST”, enfatizó Baggio. El ataque causó la muerte del dirigente campesino Valmir Mota de Oliveira, conocido como Keno.

En la acción armada, que según el MST también tenía como blanco a otros dos lideres que habían recibido amenazas de muerte, murió uno de los atacantes y ocho personas quedaron heridas, entre ellas una mujer que permanece en estado de coma. Con la ocupación, las organizaciones intentaban exponer ante la luz pública los experimentos ilegales con organismos genéticamente modificados y la multiplicación de semillas de maíz y soya transgénicas, según una denuncia presentada ante el Instituto Brasileño del Medio Ambiente (Ibama).

El campo experimental de 128 hectáreas de la Syngenta Seeds, una división de la corporación agroindustrial europea Syngenta, queda a cuatro kilómetros del Parque Nacional de Iguazú, en la frontera con Argentina y Paraguay, creado en 1939 y declarado en 1986 “patrimonio natural de la humanidad” por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Según el MST, las actividades que se llevan a cabo en ese campo no respetan la ley que establece una distancia mínima de 10 kilómetros para realizar experiencias con transgénicos, fuera de lo que se considera el “área de amortización” del Parque Nacional.

“Estas multinacionales representan una amenaza a la soberanía alimentaria de los países. Con la introducción de semillas transgénicas contribuyen a contaminar el medio ambiente, la producción de alimentos y la agricultura” con un modelo tecnológico que “aumenta el éxodo rural”, declaró Baggio a IPS. “Ese modelo no sirve para la agricultura”, agregó. Sólo en Paraná hay 300 mil familias de pequeños agricultores y cerca de 40 productores medios y grandes “que adoptan ese paquete tecnológico de las grandes multinacionales, con semillas y productos venenosos, que de ese modo afecta a la mayoría de los pequeños productores de alimentos”, afirmó.

Las acciones contra Syngenta son parte de una “lucha para preservar la soberanía alimentaria” en el contexto de un “casamiento entre la agroindustria nacional y el capital internacional” argumentó Baggio. “¿Cómo puede instalarse una empresa multinacional en un área de protección ambiental, cometer crímenes ambientales identificados por organismos oficiales, sin que nadie adopte una posición?” pregunto el dirigente del MSR. Lo que llamó la atención del especialista en cuestiones agrarias Bernardo Mançano Fernandes y de Amnistía Internacional en este incidente fue el grado de violencia. Esta organización solicito al gobierno el esclarecimiento de los hechos.

“No es común que las multinacionales apelen a este tipo de violencia”, dijo Fernández, profesor de geografía de la Universidad Estatal Paulista en una entrevista publicada en el sitio web del MST. En general, esas corporaciones “buscan medios político-legislativos para tener el control de los territorios y de los modelos productivos. Esos medios siempre son violentos porque afectan a miles de personas. Y en la región de Cascabel utilizaron lo atrasado y lo moderno y, finalmente, emplearon la violencia física”, dijo el especialista.

En respuesta a la consulta de IPS sobre la versión de Syngenta, la oficina que brinda asesoría comunicacional a la corporación, Publicom, envió una nota en la que asegura que el predio de 128 hectáreas destinado a investigación contiene 73 hectáreas utilizadas en actividades agrícolas en tanto que el área restante está dedicada a la conservación y a la reforestación. En 1996 Syngenta obtuvo un certificado de bioseguridad (CBQ 001/06) que le permitió realizar su investigación sobre el mejoramiento genético del maíz y la soya, aseguró la oficina consultora. En 1998 inició un programa de mejoramiento de la soya con la intención de desarrollar líneas genéticas de alto rendimiento, adaptadas a la región sur “debido a la preferencia de los productores del sur de Brasil por la soya tolerante al glifosato”, afirma el texto.

La nota enviada por Syngenta a IPS decía también que antes de la primera ocupación del MST, en marzo de 2006, el Ibama había multado a la empresa “por lo que calificó de cultivo ilegal de soya y maíz genéticamente modificado en el área de amortización del Parque Nacional de Iguazú, cuya dimensión fue interpretada como de 10 kilómetros”. Sin embargo, el Tribunal de Justicia de Paraná suspendió la multa y emitió una contraorden, alegando que la empresa estaba debidamente autorizada para realizar sus actividades dentro de la estación experimental por la Comisión Técnica Nacional de Bioseguridad, órgano al cual le compete esa decisión.

A través de un decreto presidencial se estableció el límite de las zonas de amortización y “eso también confirmó que Syngenta no realizó ningún cultivo ilegal en el área”, según el texto de la consultora comunicacional de la empresa. La corporación destacó que tiene la documentación “correcta, válida y apropiada” que exige la legislación federal para el cultivo y “dedicación total” a sus actividades de investigación en la región. Con respecto al crimen del día 21, Publicom envió a IPS un comunicado fechado el 24 de octubre, titulado “Incidente en la estación experimental de Syngenta”, en el que se afirma que se estampó denuncia por ocupación ilegal en una delegación de policía local.

Syngenta agregó que la empresa “subcontratada y reglamentada” contratada para cuidar la estación recibió instrucciones de salir del lugar y no oponerse a la entrada de los integrantes del MST que ocuparon los terrenos. La corporación negó con “vehemencia todas las afirmaciones de que le pidió a la empresa subcontratista que retomase la estación o de que se involucrara en una confrontación armada”. Según el comunicado, “Syngenta mantiene una cláusula en su contrato con esa empresa por la cual los profesionales subcontratados de esa unidad deben prestar servicio desarmados y no deben hacer uso de la fuerza o portar armas en la protección y vigilancia de la estación experimental”. El MST, Vía Campesina y otras organizaciones sindicales y humanitarias de Brasil piden que Syngenta se vaya del país. (IPS/Envolverde)


© Copyleft – Reproducción libre exclusivamente para fines no comerciales, siempre que el autor y la fuente de esta nota sean incluida.
Fuente: Fabiana Frayssinet, de IPS


Carta Via Campesina

2007-11-08

Cumbre denuncia a embajadas los atropellos de Syngenta
Sigue el texto de las dos cartas dirigidas por la Cumbre por la Amistad e Integración de los Pueblos Iberamericanos, en denuncia a los atropellos de Syngenta en Brasil; la primera entregada a la Embajada de Brasil en Chile, y la segunda, que será presentada el 9 de noviembre a la Embajada Suiza.


--------------------------------------------------------------------------------


Carta a la Embajada de Brasil

Santiago, 8 de noviembre de 2007

Sr Embajador de Brasil en la República de Chile

Las Organizaciones Sociales reunidas en el Cumbre por la Amistad y la Solidaridad entre los Pueblos nos dirigimos a usted para solicitarle su inmediata acción frente a los terribles acontecimientos recientemente ocurridos en Brasil.

El día 21 de octubre, un joven militante del MST Vía Campesina, Valmir Mota de Oliveira, conocido como “Keno”, de 34 años, casado y padre de tres hijos, fue brutalmente asesinado por agentes de seguridad de Syngenta, una empresa extranjera que utiliza el territorio brasilero para hacer cultivos ilegales de plantas transgénicas – con daños irreparables para el medio ambiente del Parque Nacional de Iguazú.

Ese día, militantes del MST Vía Campesina habían ocupado – pacíficamente – el área de Syngenta, en el municipio de Santa Teresa do Oeste, en Paraná, por segunda vez, como forma de protesta y denuncia a la empresa por práctica de agricultura ilegal y lesiva al País. Inclusive el gobierno de Estado ya había decretado la expropiación del área pero el Poder Judicial decidió mantener las actividades de Syngenta.

Horas después de la ocupación pacífica, los trabajadores fueron atacados por una milícia armada integrada por gente de seguridad particular contratados por la empresa extranjera. Durante el ataque, Valmir fue ejecutado a quemaropa, otros cinco trabajadores fueron heridos con balas y a la Sin Tierra Izabel Nascimento de Souza la alcanzaron tres tiros y está internada en estado grave.

Frente a este hecho criminal exigimos:

- El castigo inmediato a los actores materiales e intelectuales de este crimen.

- Expropiación de las áreas de Syngenta para la producción de semillas criollas y que sean administradas por las campesinas y los campesinos.

- Expulsión de Syngenta de Brasil.

- Que el gobierno de Brasil encabezado por el Ciudadano Presidente Luís Inacio Lula Da Silva adopte medidas para asegurar la integridad física de las campesinas y los campesinos que están amenazados por los pistoleros contratados por Syngenta.

De nuestra parte asumimos el compromiso de mantener viva la memoria de estos sucesos y continuar honrando a Keno persistiendo en la denuncia de los crímenes de esta multinacional llevando la denuncia a cada rincón del planeta donde nos encontremos. Así como em marzo del 2006 tuvimos la oportunidad de estar junto a los trabajadores del MST em el Campamento Terra Libre durante la COP8 (Conferencia de las partes del Convenio sobre Diversidad Biológica); ahora preparamos llevar a la próxima COP9 em Bonn, Alemania la demanda y los reclamos de justicia frente a los atropellos de Syngenta.

Quedando a la espera de una respuesta inmediata de su gobierno a nuestras demandas lo saludamos


--------------------------------------------------------------------------------


Carta a la Embajada de Suiza

Santiago, 8 de noviembre de 2007

Sr Embajador de Suiza en la República de Chile

Las Organizaciones Sociales reunidas en el Cumbre por la Amistad y la Solidaridad entre los Pueblos nos dirigimos a usted para solicitarle su inmediata acción frente a los terribles acontecimientos recientemente ocurridos em Brasil.

El día 21 de octubre, un joven militante del MST Vía Campesina, Valmir Mota de Oliveira, conocido como “Keno”, de 34 años, casado y padre de tres hijos, fue brutalmente asesinado por agentes de seguridad de Syngenta, una empresa extranjera que utiliza el territorio brasilero para hacer cultivos ilegales de plantas transgénicas – con daños irreparables para el medio ambiente del Parque Nacional de Iguazú.

Ese día, militantes del MST Vía Campesina habían ocupado – pacíficamente – el área de Syngenta, en el municipio de Santa Teresa do Oeste, en Paraná, por segunda vez, como forma de protesta y denuncia a la empresa por práctica de agricultura ilegal y lesiva al País. Inclusive el gobierno de Estado ya había decretado la expropiación del área pero el Poder Judicial decidió mantener las actividades de Syngenta.

Horas después de la ocupación pacífica, los trabajadores fueron atacados por una milícia armada integrada por gente de seguridad particular contratados por la empresa extranjera. Durante el ataque, Valmir fue ejecutado a quemaropa, otros cinco trabajadores fueron heridos con balas y a la Sin Tierra Izabel Nascimento de Souza la alcanzaron tres tiros y está internada en estado grave.

Frente a este hecho criminal exigimos:

- Que su gobierno asuma la responsabilidad por los crímenes cometidos por esta corporación de su país.

- Que actúe para exigir que Syngenta entregue el Campo Experimental de Santa Teresa do Oeste para la Reforma Agrária y la producción agroecológica.

- Que exija que Synenta contribuya em la investigación asumiendo su responsabilidad en los hechos.

- Que su Gobierno exprese públicamente el repudio a las violaciones a los Derechos Humanos cometidas por Syngenta.

De nuestra parte asumimos el compromiso de mantener viva la memoria de estos sucesos y continuar honrando a Keno persistiendo en la denuncia de los crímenes de esta multinacional llevando la denuncia a cada rincón del planeta donde nos encontremos. Así como em marzo del 2006 tuvimos la oportunidad de estar junto a los trabajadores del MST em el Campamento Terra Libre durante la COP8 (Conferencia de las partes del Convenio sobre Diversidad Biológica); ahora preparamos llevar a la próxima COP9 em Bonn, Alemania la demanda y los reclamos de justicia frente a los atropellos de Syngenta.

Quedando a la espera de una respuesta inmediata de su gobierno a nuestras demandas lo saludamos
Foro Social Mundial

Campaña Continental por los Derechos de la Comunicación

Foro Comunicación y Ciudadanía

Grito de los Excluidos/as

Campaña Continental contra el ALCA y los TLCs

Centro Memorial Martin luther King / Red COMPA

América Latina en Movimiento

Asamblea de los Pueblos del Caribe

Red Latinoamericana Mujeres Transformando la Economía

Red de Mujeres Afrolatinoamericanas y Afrocaribeñas

Frente Continental de Organizaciones Comunales

Enlace Indígena

Diálogo Sur-Sur LGBT

Coordinadora Latinoamericana de Organizaciones del Campo




Más información en:
http://www.movimientos.org/cap/show_text.php3?key=11258