¿Que es RAP-AL?
Links
Publicaciones
Plaguicidas
Transgénicos
Campañas
Seminarios
Noticias
Base de datos
Alternativas
 
Cumplan la promesa: Eliminen los COPs
Revista Enlace
No a las fumigaciones del plan Colombia
DIA INTERNACIONAL DEL NO USO DE PLAGUICIDAS
Descarga Afiche

Descarga Afiche

Descarga Afiche
Noticias | Noticias Antiguas | Comunicados Antiguos

Share |
Noticias

2005: 804 intoxicados por plaguicidas en Chile

(07/06/2006)

2005: 804 intoxicados por plaguicidas en Chile

En el año 2005 hubo 804 notificaciones de intoxicaciones a lo largo de Chile, que incluyen 19 casos fatales y 306 personas hospitalizadas, según informó la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (REVEP), del Ministerio de Salud. En los decesos, los plaguicidas involucrados son paraquat, metomil, metamidofos, azufre, dimetoato, diazinon, aldicarb, coumaphos y carbofurano, pero no hay información respecto de cuantos de estos casos correspondieron a suicidios y cuantos fueron no intencionales y de carácter laboral.

La mayor parte de las intoxicaciones afectó a la población campesina, fundamentalmente temporeros y temporeras, ya sea como aplicadores de plaguicidas, por la preparación de sustancias agrotóxicas o por ingreso a áreas fumigadas antes de cumplirse el período de reentrada. El mayor número de las intoxicaciones se originó en plaguicidas clasificados en los grupos 1a y 1b de agroquímicos clasificados por la Organización Mundial de la Salud como sumamente peligrosos y muy peligrosos, los cuales están prohibidos en algunos países desarrollados. La Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas en América Latina (RAP-AL) impulsa en Chile una campaña para prohibir los plaguicidas 1a y 1b.

Metamidofos

En el primer lugar del cuadro de REVEP, con 97 casos, aparece metamidofos (1a), un insecticida del grupo químico de los organofosforados, que afectan severamente el sistema respiratorio y cardiovascular y pueden provocar la muerte. Un 3% de los afectados murió.

Clorpirifos y alfacipermetrina, también insecticidas, están en el segundo y tercer lugar, con 52 y 47 casos respectivamente. Los herbicidas glifosato y cipermetrina son responsables de 35 y 31 intoxicaciones respectivamente, y el ácido gliberélico (fitorregulador), de 25. Metomil, otro insecticida del grupo químico de los carbamatos, clasificado dentro del grupo 1b por la OMS (muy peligroso) es responsable de 24 intoxicaciones con un 8% de letalidad. La tetrametrina ocasionó 24 intoxicaciones. El azufre, utilizado como fungicida, generó 22 . Los insecticidas azinfosmetil y dimetoato, 20 y 19 casos, respectivamente,

Muertes por paraquat

El paraquat, del grupo químico de los bipiridilos, clasificado en Chile como 1b, de uso restringido, responde por 18 intoxicaciones. Los envenenamientos tuvieron 17% de letalidad, la tasa más alta de toda la lista, aun cuando para la OMS el paraquat pertenece al grupo II, de plaguicidas “moderadamente peligrosos”. Entre los productos comerciales que utilizan este principio activo está el Gramoxone Super. El “uso seguro” de este tipo de productos no es viable en países como Chile, ya que requiere condiciones que muchas veces no están presentes: ropa de protección, facilidades para el lavado, bombas de espalda sin filtraciones y pocas exposiciones al plaguicida. La Red Internacional de Acción en Plaguicidas ha llamado a una prohibición global del peligroso plaguicida paraquat.

El principio activo aldicarb, clasificado como 1 b es responsable por 14 casos de intoxicación, y el carbofurano, del grupo 1a, lo es de 7 intoxicaciones. El bromuro de metilo, un nematicida y fumigante del grupo 1a, tiene 6 casos de incidencia.

En 117 casos los afectados no pudieron identificar el plaguicida responsable de su intoxicación. Por otra parte, 292 casos correspondieron a intoxicaciones en brote, y un 39% de las personas debieron ser hospitalizadas por los graves efectos ocasionados en su salud. RAP-AL estima que la situación real en Chile es aún más grave, ya que se ha detectado un problema de subnotificación. Es decir, por cada caso que efectivamente se notifica a las autoridades de salud, hay cuatro en los que no se registra lo ocurrido y por tanto no figuran en estas estadísticas. Sólo el año 2004 se hizo obligatorio por ley la notificación en caso de intoxicaciones.

FUENTE: REVEP Chile